Las autoridades que imparten justicia de Sololá ha tenido que comparecer ante la justicia ordinaria por el caso del castigo aplicado al subcomisario de la Policía Nacional Civil (PNC) Edilberto López Godínez, quien junto con las autoridades de la PNC denunciaron violación a sus derechos.

Era la mañana del jueves 23 de noviembre, una de las calles de la cabecera departamental de Sololá estaba llena de personas, se escuchaban gritos y lamentos. Por un lado, los pobladores de Sololá vociferaban y demandaban castigo más fuerte para el subcomisario de la PNC asignado a ese departamento, a quien señalaban de participar en una banda de extorsión. López godinez, quien vestía su uniforme policial, estaba de rodillas en el suelo, para recibir 20 latigazos de los líderes indígenas.

¿Se equivocó ese día la justicia maya?

La Policía Nacional Civil y Edilberto López Godínez sentenciado bajo ese sistema judicial dicen que sí y aseguran que se trató de un homónimo y que se castigó a la persona equivocada.

Tomás Sen, exvicealcalde indígena de Sololá, fue uno de los hombres que aquel 23 de noviembre tomó el látigo y golpeó con fuerza al policía, como se evidencia en un video que se viralizó en las redes sociales. Tres meses después de los hechos Sen sostiene la culpabilidad del subcomisario y asegura que López Godínez aceptó haber cometido los hechos.

“Sabemos que en Sololá hay dos justicias: justicia maya y occidental, cuando nosotros le aplicamos la justicia se determinó que él fue responsable. Él ya pidió disculpas y fue perdonado con los azotes que recibió”

Sen era empleado de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) en aquel departamento y fue destituido de su cargo en la Oficina de Comunicación por haber azotado a López Godínez, quien después del castigo fue entregado a la PNC, entidad que más tarde denunció a las autoridades indígenas, por violación de los derechos humanos del oficial.

Juan Castro, abogado defensor de la autoridad indígena, da seguimiento al proceso judicial en el que se encuentran los líderes que azotaron con sus látigos al subcomisario de la PNC.

“Los señores (autoridades indígenas) ya acudieron ante el Ministerio Público a expresar sus versión de los hechos y se tendrá que determinar si existe o no la comisión de un delito. Nosotros alegamos que la denuncia inicial planteada por la PNC es que se violaron derechos humanos, pero no es la vía penal, ya que eso corresponde a la vía constitucional”

En cuanto a los hechos y la aplicación del castigo maya, Castro dijo el juicio duró 10 horas y asegura que se cumplieron con todos los procedimientos.

“Hubo toda una coordinación con otras instancias, con Gobernación, Renap, la misma PNC, con el director de Banrural quien comprobó que sí hubo transferencias. Se escuchó a testigos y él se comprometió a pagar Q30 mil y ahí se concluyó es proceso”

Para esta nota se buscó la versión del subcomisario López Godínez reasignado después de los hechos a Subdirección de Personal en la ciudad capital, sin embargo no fue posible localizarlo. La pregunta en el ambiente es ¿Cometió un error la autoridad indígena y violó los derechos del Subcomisario Policial?, al judicializarse el caso, los órganos ordinarios de justicia deberán determinar la respuesta.