Debido a la pandemia que aqueja al mundo los seguros médicos se vieron obligados a incorporar la atención médica al Covid-19. Aunque pareciera que todos ofrecen lo mismo, el usuario, antes de elegir este servicio debe tener en cuenta: deducible y copago en tratamientos ambulatorios y emergencias.

En Guatemala, según la Superintendencia de Bancos (SIB), hay 28 compañías de seguros para asegurar: patrimonios, la vida, prestación de servicios y atención médica, de estos últimos, ninguno contempla pandemias. 

“El costo del tratamiento del coronavirus es bajo, ya que  es una afección leve o moderada, altamente contagiosa”, expone César Tánchez, especialista en seguros. 

El servicio que debe ofrecer para tratar el Covid-19 es: hospitalización básica, respiradores y medicamento para reducir las molestias, pero principalmente, mantenerse aislado de las demás personas para evitar el contagio.

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) es el encargado de ofrecer estos servicios de forma gratuita a la población pero según, explicó, el ministro de esa cartera, Hugo Monroy, los “centros asistenciales privados están autorizados para ejecutar pruebas de Covid-19 a sus pacientes”. 

La recomendación que hace Tánchez al momento de contratar un seguro es preguntar al agente: ¿cuál es el deducible y copago para tratamientos ambulatorios y de emergencia?.  “Si tienes seguro, llama y pregunta por el servicio de telemedicina y ambulancia. Gracias a que tienen sus protocolos establecidos, llegan en ambulancia a tu casa con todas las medidas preventivas y te hacen la prueba”, agregó. 

En las instituciones privadas, el costo de una prueba varía entre Q3 mil y Q4 mil quetzales. “Cuentan con áreas específicas y protocolos particulares para tratar a personas que pudieran ser sospechosas de ser positivos a Covid-19”, señala Tánchez. 

Según el especialista, los hospitales realizan un hisopado previo para determinar si el paciente pudiera ser candidato sospechoso de tener Covid-19. Esa respuesta llega días después. Si no hay probabilidad de contagio, deben cobrar por los honorarios, de lo contrario, se debe trasladar al servicio público.

El costo más alto de una aseguradora es cuando las personas quieran ir a atender su necesidad a Estados Unidos, el cual se complica por las restricciones de movilidad aérea impuestas por el gobierno.