El Ministerio Público (MP) anunció el desistimiento del caso sobre supuestas agresiones sexuales de parte del Presidente Jimmy Morales hacia al menos dos víctimas. La portavoz del MP, Julia Barreda explicó que ante la ausencia de las mujeres, los investigadores no pueden empezar una diligencia.

Fue el excanciller Édgar Gutiérrez, quien desde su columna de opinión publicada el 18 de junio de 2018 en elPeriódico, quien afirmó que dos mujeres, conocidas suyas, señalaron a Jimmy Morales de conducta sexual inapropiada. Y, según él, las afectadas no denunciaron porque sufrieron intimidaciones:

 “Sé que hubo presiones y amenazas –de funcionarios- incluso sé de otras trabajadoras del Estado de quienes se presumió que eran las denunciantes y que sufrieron amenazas y hostigamiento”

Vilma González, a cargo de la Fiscalía de la Mujer del MP declinó atender en entrevista a ConCriterio.  La oficina de comunicación social del Ministerio Público  envió un comunicado  de la unidad fiscal, el cual  Julia Barreda, portavoz de la institución, leyó en uno de sus párrafos:

No se cuenta con los elementos necesarios ni con la colaboración de las víctimas que permitan al Ministerio Público judicializar el presente expediente y así someterlo a conocimiento de un juez pesquisidor que determine si los hechos denunciados pudiesen ser constitutivos de delitos y que pudieren ser atribuibles al denunciado.

Lo pertinente era desestimar el presente caso, tomando en cuenta también que la desestimación no impide reabrir el procedimiento cuando nuevas circunstancias así lo exijan.

Gutiérrez señala que el MP no ofreció seguridad para las víctimas:

El MP lo concibe en dos etapas. Una primera, el antejuicio que podría llevar de uno a tres meses con resultado incierto en el Congreso; y en el caso que se despojara al Presidente de su inmunidad, (las víctimas) tendrían que ratificar denuncia y reconocer físicamente lo lugares a donde fueron llevadas y someterse a análisis de INACIF.

 El excanciller no descartó que si en el futuro se ofrecen las condiciones apropiadas, las supuestas afectadas se presentarán a denunciar para que el caso sea investigado.

Alfredo Brito, Secretario de Comunicación Social de la Presidencia, no respondió las llamadas de este reportero, pero  vía chat envió la siguiente nota de voz:

“Desde el principio nuestra postura fue no emitir opinión y dejar que el ente investigador hiciera su trabajo. Nos mantenemos en esa misma postura”.