Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

La cuenta regresiva para el día de elecciones generales empezó: cuando solo faltan 4 semanas para el día cuando los guatemaltecos despositarán su voto en las urnas, los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) se preparan ya para definir un elemento clave de este evento: la papeleta. El jueves próximo se reunirán con fiscales nacionales de los partidos políticos acreditados, para aprobar el diseño final de las boletas.

Este proceso no podía avanzar sin que la Corte de Constitucionalidad (CC) definiera sobre las candidaturas de Thelma Aldana, Zury Ríos y Mauricio Radford, quienes quedaron fuera de la contienda esta semana.

Se define el diseño, se envía a las empresas y el viernes ya se comenzarán a imprimir”, explica Luis Gerardo Ramírez, vocero del TSE.

El presupuesto reservado para la elaboración es de Q12.5 millones para los impresión de 51 millones boletas para presentar a los candidatos presidenciales, a alcaldías y diputaciones. La inversión incluye las 8.5 millones de papeletas que pueden usarse en el eventual caso de una segunda vuelta en la elección presidencial. El TSE recibió las ofertas de 6 imprentas para este trabajo y 3 fueron contratadas: Editorial Sur S.A. (Edisur), Delgado Impresos y Compañía Limitada y Ohio Print and Paper S.A.

Edisur será responsable de poco más de la mitad del trabajo: por Q7 millones 244 mil 104.56 tiene a su cargo imprimir la boleta presidencial en la primera vuelta y las correspondientes a la elección de diputados al Parlamento Centroamericano y al Congreso de la República.

Los guatemaltecos se alista para elegir presidente, alcaldes y diputados en junio próximo.

El resto estarán a cargo de Ohío Print and Paper S.A., contratada por Q1.8 millones, que será responsable en caso de una segunda vuelta electoral; mientras que la imprenta Delgado Impresos y Compañía Limitada, por Q3.5 millones, se encargará de hacer las boletas para la elección de las corporaciones municipales.

Salvador Guay, Gerente Comercial de Editorial Sur, dice que el trabajo estará listo en 8 días. “Trabajamos con cuatro líneas de producción simultáneas, una para cada tipo de boleta. A partir del segundo día de impresión ya podremos hacer entregas parciales al TSE para que ellos inicien con la distribución a los centros de votación”, asegura.

En elecciones anteriores, las imprentas suelen tener las papeletas listas dos semanas antes del día de votación. En una entrevista con ConCriterio, el presidente del TSE, comentó que ante la incertidumbre sobre la participación de las candidatas ahora eliminadas, los magistrados no descartaron imprimir varias opciones (con ellas y sin ellas) con el fin de tener el material listo y solo elegir la boleta acertada para su distribución.