Ayer por la tarde  caminando por las calles de  la capital, en un pequeño bar encontré  a un grupo de universitarios. Bebían unas cervezas.

No sabían cuántas cervezas más beberían y cómo terminaría su día, lo cierto es que hoy  les esperaba una nueva jornada de estudios.

 

En una comunicación telefónica el doctor, Barrios,  uno de los tres jóvenes médicos  de la Universidad Francisco Marroquín fundadores  de HidroMed, una  clínica que promete a jóvenes y adultos desvanecer, en tan solo una hora y  con un pinchazo,  los malestares de una noche de tragos… la famosa goma.Se trata de sueros que ayudan al bebedor a recuperarse de la fiesta del día anterior.

“HidroMed es una clínica médica enfocada en la recuperación integral de varios estilos de vida: deporte de alto rendimiento, alivio y cura de resaca e infusiones vitamínicas para el rejuvenecimiento y el bienestar”.

Pero ¿qué contiene ese suero?

 “Para aliviar o curar los síntomas de la  resaca,  lo que hacemos es una hidratación intensiva con un litro de solución intravenosa, todos nuestros sueros llevan alta carga de vitaminas, principalmente vitaminas del complejo B y vitamina B12, se les agregan muchos electrolitos, como sodio, potasio, magnesio  que son moléculas que se pierden a través de la orina después de la ingesta de alcohol”

A los estudiantes entrevistados les parece atractiva esa solución.

 “Me ha pasado que me he puesto unas borracheras grandes y al siguiente día ni ver la luz, pero supongo que con una ayudita para quitar la cruda uno le da más fresco”

Otro es más escéptico y se cuestiona si los sueros no provocan efectos secundarios.

 “Me parece, pero toda vez no nos haga mal”

El tercer estudiante ve este tipo de productos como un incentivo.

“Ya es como una manera de me la pongo y ya tengo con que quitármela, a la vez es malo pero qué se puede hacer”.

Es malo, eso es lo que opina el señor Jorge Barrios,  padre de familia, quien considera que este tipo de productos solo incentivan a los jóvenes al consumo de alcohol.

 “Es la inducción a beber y qué efectivos serán esos sueros también, porque puede ser una agüita  con sal y limón como la que iban a echar en el lago de Amatitlán, el licor es malo, está comprobado, hay un dicho que dice que es un solvente buenísimo, disuelve familias y economías”.

El señor Osmín Pineda Melgar tiene una opinión similar

“Les están dando la salida para que ellos puedan ingerir alcohol en las cantidades que quieran y al  tomar ese suero se van a sentir mejor, ese es incentivo al consumo de alcohol”.

Mientras que los creadores de estos sueros  para aliviar o curar la resaca, dicen que ingerir alcohol es una decisión personal. El doctor Barrios:

No creemos que estemos promoviendo el consumo de alcohol, de hecho estamos dando un soporte para un soporte para un estilo de vida, que es una decisión personal, creo que si no existiera la clínica el consumo de alcohol seguiría como está”

Los operadores de discotecas y bares creen que pueden beneficiarse con este tipo de productos, así lo dice la colombianaPaola Pelaez, copropietaria de un negocio donde se sirve licor.

“Como negociante le digo, es un beneficio, para que el cliente pueda volver a beber el día siguiente, y  para su recuperación y que pueda ir a trabajar, muy bueno, ese es un levanta vidas”

La psicóloga, Ileana Morales, del Patronato Antialcohólicos, considera con este producto se envía un mensaje a la permisividad del bebedor, lo cual lo pone en riesgo de que aumente se frecuencia en el consumo de alcohol, y puede llevarlo a convertirse progresivamente en enfermo alcoholico.

 “La frecuencia tiene mucho que ver, porque empiezan a beber en una  fiesta cada año, cada celebración, pero como esto es progresivo, empiezan después cada seis meses, cada tres meses, una vez al mes y luego cada fin de semana hasta que pierden el control y ya están metidos dentro de la enfermedad”

La trabajadora del patronato antialcohólicos dijo que no hay fórmula para salir del alcoholismo, más que la voluntad y puntualizó que de cada 10 solo 3 logran dejar de beber.

 

Escuche la nota aquí