En el último mes, el presidente Jimmy Morales parece cercado por varios frentes legales que auguran más complicaciones para el mandatario.

El último caso donde se señala al presidente surgió el jueves último, durante una audiencia del caso que se sigue a exdirectivos del Banco de los Trabajadores (Bantrab). Un antiguo funcionario de dicha institución, ahora colaborador del Ministerio Público (MP), Eduardo Liu Yon, señaló que el presidente Morales recibió aportes dinerarios del expresidente de Bantrab, Sergio Hernández. Un dinero que, según dijo en su declaración, constituyó un aporte para la campaña presidencial de Morales en 2015. Está fuel a declaración de Liu Yon ante el juez Walter Villatoro:

“El señor Ronald García, (miembro de la junta directiva Bantrab), me dijo que Sergio Hernández se había ido varias veces de gira con el entonces candidato presidencial Jimmy Morales. Sergio se pasa de Lider a apoyar a Jimmy Morales y le comienza a aportar dinero a él”

El Ministerio Público analiza presentar una segunda solicitud de retiro de inmunidad contra Morales por este nuevo caso de supuesto financiamiento electoral ilícito. El 25 de octubre fue presentada la primera denuncia porque el oficialista FCN-Nación no reportó al menos Q6 Millones en contribuciones para la campaña.

A ello se suman las investigaciones que la Contraloría General de Cuentas emprendió por el doble sueldo que el Presidente percibió desde diciembre 2016. Una vez público ese sobresueldo y dictaminada su ilegalidad, Morales retornó los 450 mil quetzales que había devengado. La organización Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), presentó denuncia por este caso y pidió al Ministerio Público investigar.

Y a estos procesos se añaden los derivados del 27 de agosto, cuando el presidente declaró persona non grata y expulsó del país al comisionado de la CICIG, Iván Velázquez.

Ante los hechos, es inminente que tarde o temprano el presidente Morales enfrentará a la justicia. Así lo afirma el abogado Alfonso Carrillo.

“Veo que tiene un proceso donde va haber más presión, y las autoridades van a seguir exigiendo que se cumpla la ley y llegará un punto en donde será procedente el antejuicio. Ahora como presidente o después será procesado, la cantidad de casos continuará en aumento”

El penalista David Pineda, quien defendió al expresidente, Alfonso Portilo, considera que el caso del mandatario Morales, es inédito.

“Se asemeja de bastante al caso de Silvio Berlusconi en Italia, quien transcurrió sus mandatos defendiéndose de una serie de procesos legales. Desde el punto de vista legal es complicado para el presidente porque en lugar de estar gobernando está defendiéndose”

Pineda, considera que el Ministerio Público debe analizar si es más conveniente la persecución penal o la institucionalidad, además criticó la declaración del colaborador Liu Yon en el último caso en el que se le vincula al presidente:

“No me parece para nada serio y desde cualquier punto de vista es ilegal la declaración que está rindiendo esta persona, porque él no está respondiendo a las preguntas que se le están haciendo en el interrogatorio, si de ahí sale algún proceso penal, sería claro que no hay seriedad en la persecución penal de presidente”

En esa declaración, Liu Yon saca a luz a la “Juntita Militar”, respaldo de Morales desde la campaña electoral. Esa juntita, según la declaración del colaborador, tenía intenciones de cooptar Bantrab y para llegar al poder en la entidad financiera ofrecían Q1millón, así lo declaró Liu Yon.

“Había un ofrecimiento de Q1 millón para quien pudiera poder el de meter a la junta directiva a la llamada juntita militar, para desarticular y tomar el control”

Bantrab, adheridos como parte acusadora en el caso de supuesto lavado de dinero, en el cual están vinculados sus exdirectivos, dijo por medio de un comunicado que la institución es respetuosa del marco jurídico guatemalteco y mostraron su satisfacción porque Liu Yon se constituyera como colaborador en el proceso.

Escuche la nota aquí