Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

El próximo 1 de octubre los países de Centroamérica, excepto Guatemala, tendrán acceso al mercado de Corea del Sur con ventajas arancelarias que permitirán incrementar el flujo de exportaciones hacía aquel continente.

Guatemala ha quedado rezagado de la integración del Tratado de Libre Comercio (TLC) con el mercado asiático debido a 6 productos que se sienten amenazados con la incursión de los coreanos en el país, estos son:

Bebidas no alcohólicas, cemento, plásticos, papel y cartón, calzado y metalurgia.

Por ejemplo: los coreanos piden beneficios arancelarios por 12 años en la importación de cemento y la posición de los empresarios guatemaltecos es que ese producto debe ser excluido del trato.

En el caso de los metales: los nacionales aprueban que se importen contingentes de  1,600 Toneladas Métricas y se oponen a un desgravamen de 15 años en esta materia.

Los países tienen ya acuerdos en 17 mil incisos arancelarios, entre algunos productos que han pasado las rondas de negociones se encuentran: azúcar, café y banano, entre otros.

Sin avances

El TLC no puede avanzar hasta que se diriman los desacuerdos entre las naciones entre por los sectores en dilema.

Abelardo Medina, economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales ICEFI, ve que el estancamiento obedece a que no existe política comercial definida:

Aún cuando hubiera clara evidencia de qué queremos proteger y qué no, los sectores a los que hay que cuidar es a los que las importaciones les pudieran perjudicar.

Por ejemplo: si los chatarreros son de los que se están oponiendo, lo que ellos temen es que los coreanos estarían obstaculizando su mercado. En todo caso no significa que podamos incluir a todos los demás sectores en la negociación, aunque dejemos fuera a ese producto.

El Banco de Guatemala reportó entre enero y junio de este año exportaciones de Corea del Sur a nuestro país por US$ 23 millardos. Las importaciones fueron de US$ 129 millardos.

Los metales -hierro y acero-, productos que forman parte de la discordia, no reportó durante ese periodo exportaciones al Estado asiático. Mientras que las importaciones fueron de US$ 129 millones.

Situación inversa se observa con el Café: Corea no vendió a Guatemala, mientras que para los guatemaltecos fue el producto estrella de exportación con más la mitad del total ventas a Corea, US$12 millardos.

Edith Flores de Molina, asesora comercial de Anacafé, aunque admite que el comercio guatemalteco estará en desventaja con el resto de Centroamérica, no toma postura por aquellos sectores por los que no logran firmar el acuerdo, incluso dice que no se les debe culpar:

Entonces esperamos que lleguemos a un acuerdo, siempre ha pasado así: desde el inicio hay algunos sectores que preferían que se abriera el mercado, pero también es cierto que eso productos de importación vienen a competir con los guatemaltecos, sino con los de otros países.

Javier Zepeda, director ejecutivo de Cámara de la Industria de Guatemala y representante del sector de metales de país. comenta:

Siempre hemos sido abiertos a la apertura comercial y lo que queremos es que esto acuerdo sea un “ganar-ganar” para todos los sectores.  Y no podemos estar de acuerdo en cualquier acuerdo que vaya a generar desempleo y cierre de empresas. Creemos que no es correcto favorecer a unos sectores para favorecer a otros.

En un comunicado emitido por la embajada de Corea del Sur en Guatemala la sede diplomática expuso que también se busca mejorar los accesos de 16 partidas arancelarias, en productos como carne bovina, camarones, azúcar, alcohol, miel, hortalizas y banano; el ministerio de Economía respondió que se hacen los esfuerzos para retomar las mesas de negociación, aunque no existe una fecha definida para reiniciar los diálogos.

De acuerdo con datos elaborados por The Atlas of Economic de Harvard, Guatemala se posiciona como la 79 en el listado de economías más ricas per cápita de un total de 133 países. Y ha presentado en los últimos cinco años crecimiento del 1.5% del PIB por arriba del resto de países de la región.

En 2017 el país exportó US$14.8 millardos, las principales exportaciones fueron productos agrícolas y textiles. Ese año, el banano ocupó el 8.5% de las exportaciones y el café 5.4%. Ese mismo estudio económico concluye que el ritmo de la economía guatemalteca crecerá más en la medida que diversifique y aumente sus exportaciones.