Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Guatemala ha quedó retrasada en materia de comercio exterior con el resto de los países de Centroamérica, quienes han firmado y ratificado un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Corea del Sur, el cual les permitirá en los próximos 10 años -excepto a Guatemala- reducir aranceles en productos seleccionados que se exportan a la nación asiática.

El riesgo es que los empresarios del otro continente dejen de comprar en nuestro país y se muden con los vecinos, con quienes obtendrán mejores precios con el acuerdo comercial.

Actualmente el 3% de las exportaciones de café se destinan a ese país: la cosecha pasada se exportaron 108 mil 352 sacos de café lo que generó ganancias por US$24 millones, pero ahora estas inversiones están en riesgo dice Luisa Fernanda Correa, Gerente General de Anacafé:

Aunque el café de Guatemala es de alta calidad, ellos pueden encontrar café de calidad similares en El Salvador, Honduras, Costa Rica y, sobre todo, a precio más conveniente por el tratado de libre comercio.

Industria teme efectos

Las rondas de negociaciones para la firma de este acuerdo se iniciaron en 2015. En 2017, Guatemala se alejó de las pláticas debido al temor de empresarios quienes ven amenazas con la entrada de ciertos productos coreanos: plásticos, papel y cartón, metalurgia, bebidas no alcohólicas, cemento y calzado. Esos son sectores industriales que detuvieron las reuniones, mientras que el resto de los países firmó en 2018.

Fanny de Estrada, directora de Relaciones Interinstitucionales de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport):

Hay algunos productos de Corea que podrían afectar a los empresarios guatemaltecos ya que ese país es una economía más grande y con mayor tecnología. Y lo que se hizo fue tratar de negociar: poner plazos de desgravación más largos, cuotas, desgravaciones que no sean abruptas; pero ahí se quedó la negociación.

Javier Zepeda, director Ejecutivo de Cámara de Industria de Guatemala, uno de los sectores que se sienten en desventaja con el trato opina que, aunque el país puede adherirse, lo mejor, según él, es volver a las rondas de negociaciones:

Tenemos dos caminos: renegociación de las condiciones que aceptaron los otros países o adherirse, pero creemos que el camino es discutir esos términos, porque las condiciones que está poniendo Corea del Sur afectan de manera sensible la industria guatemalteca, porque los niveles de requisitos hacen que la industria se vea en desventaja y puede llegar a desaparecer por los niveles de oferta de ese país.

La relación comercial entre Guatemala y Corea del sur permitió en 2018 exportaciones guatemaltecas por US$11 millardos, mientras que las exportaciones de los asiáticos fueron de US$605 millardos.

El ministerio de Economía, a través del viceministerio de Comercio Exterior, respondió a ConCriterio a través de un correo electrónico que: las negociaciones están detenidas y que se tienen que retomar con temas pendientes: en acceso a mercados y reglas de origen. Y que en 2018 se hizo una visita a aquel continente y se ha enviado correspondencia oficial con el fin volver negociar.

La embajada de Corea del Sur en Guatemala respondió también que el tema se encuentra en suspenso y no se cuenta con más información.