Los chats de adolescentes y jóvenes, de padres y tutores, han explotado los últimos dos días con dos vídeos que se riegan como semillas en terreno fértil para las exclamaciones y los comentarios.

Las cámaras de seguridad de la discoteca Plus registraron la riña de un grupo de clientes del lugar en donde intervinieron guardaespaldas con sus armas: aparte de la golpiza contra uno de los asistentes, las imágenes muestran cómo se levantaron las pistolas en un área conocida como el Balcón VIP o Mezzanine.

La historia reconstruida a partir de entrevistas que ConCriterio sostuvo, vía WhastsApp, con dos jóvenes que estaban en el lugar, además de la llamada telefónica con uno de los involucrados en la riña, da cuenta de los hechos más o menos en el siguiente orden:

  1. “Éramos dos mesas de amigos y gente que nos conocíamos. Estábamos tranquilos,” relató uno de los presentes. Un joven llegó a provocar problemas e incomodó a quienes se encontraban en dicho blacón. Alguien le pidió que se fuera y al negarse, acudieron al personal de seguridad de la discoteca. Este lo retiró.
  1. Todo siguió su curso, pero dos horas más tarde (el vídeo registra las 02:20 am) el joven que fue expulsado llegó acompañado de dos hombres más. Entre los asistentes aseguran que los acompañantes eran hermanos del hombre que fue retirado. Iban armados y desde la entrada desenfundaron sus pistolas, ingresaron con violencia hasta llegar al balcón. Buscaron a la persona que mandó a retirar al otro (su hermano), empujaron a mujeres e insultaron a quienes intentaron detenerlos.
  1. “Cuando los de nuestra mesa vieron que tenían pistolas (uno la tenia en la mano y el otro en la cintura), uno de los de la mesa se da cuenta que el de celeste estaba a punto de sacarla y se le tiró encima a pararlo a golpes,” relató uno de los entrevistados. Según la versión lo detuvieron del cuello hasta paralizarlo pues estaba a punto de disparar.
  2. Esa persona que trató de neutralizar a quien iba a desenfundar su arma, gritó a sus amigos que el otro también llevaba pistola, así que fueron sobre él, arrebataron el arma y con la culata le pegaron en la cabeza.

Otra vez Plus

Los padres en los chats lamentan la inseguridad de un lugar que atrae a sus hijos cada fin de semana.  Los propios asistentes reconocen que fue un riesgo estar en ese espacio reducido donde al menos se concentraron más de cuatro armas listas para disparar (los guardaespaldas de uno de los asistentes del balcón saltaron a rodear la escena).

“Son personas extremedamente TONTAS y no se les debería dejar entrar a lugares donde puedan poner en riesgo la vida de otras personas por su prepotencia e irresponsabilidad para portar armas. Esto pudo  haber pasado en cualquier lugar, incluso en un restaurante por que estas personas no respetan la vida” observó una de las entrevistadas.

Otros padres, con discreción, han contado que han hablado y reflexionado con sus hijos sobre lo inoportuno que resulta estar en medio de una riña semejante.

No es la primera vez que Plus se encuentra en entredicho. La discoteca, de hecho, ha saltado de al menos cuatro locaciones debido a las molestias que ocasiona en sus alrededores.

La Fiscalía Distrital de Santa Catarina Pinula debió allanarla en diciembre de 2015 a raíz de la muerte del ciclista Juan Pablo Gularte, que murió atropellado por Rodrigo Banus, quien al salir de la discoteca manejó bajo efectos de alcohol. En ese entonces este último reconoció que bebió en Plus varias horas después del límite que impone la Ley Seca.

ConCriterio intentó comunicarse con Cecilia de la Fuente, propietaria de la discoteca Plus, pero los esfuerzos por localizarla no dieron resultado.