Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

La última semana octubre de 2018, los diputados desistieron de abordar en el pleno del Congreso el tema del transfuguismo. Todos sus intentos fracasaron para modificar la reforma de 2016 que prohibe a quienes cambiaron bancada una reelección.

Al ver agotadas las posibilidades, los congresistas tomaron una nueva ruta: acciones de inconstitucionalidad, análisis jurídicos y consultas al Tribunal Supremo Electoral (TSE). La duda es la misma de los últimos 3 años: la viabilidad de su reelección.

Una de las autoridades consultadas fue Leopoldo Guerra, Director del Registro de Ciudadano del TSE, quien de forma oficial no atendió las solicitudes de los diputados, bajo el argumento que no puede emitir opinión hasta no tener los expedientes en sus manos.

La negación motivó una acción legal en su contra. Fernando García Gudiel, exdiputado de Lider, ahora independiente, presentó un amparo ante la Corte de Constitucionalidad (CC) que buscaba que se le aclarare su participación en estos comicios, así lo comentó Guerra:

 “Hasta un amparo platearon en mi contra porque no les externé opinión, pero ya una corte dijo: no procede el amparo porque las decisiones que yo tomo son en calidad de un juez y no puedo anticipar a decir quiénes pueden y quiénes no.

El registrador afirma que desde hace un par de meses hay una romería de parte de diputados en busca de una luz para su reelección:

Yo recibo delegaciones de diputados físicamente, por teléfono, por escrito; pidiendo que yo les diga si pueden o no pueden.

De momento lo único que puede compartir es lo que dice la ley, que el transfuguismo abarca dos puntos:

Recibir o incorporar.

Entonces en la primera fase es verificar si migró de un partido a otro, si renunció a este y si se afilió a otro.

Pero, hay diferentes casos, comenta el funcionario electoral:

  • hay personas que no se desafiliaron y no se inscribieron a otro, sino simplemente su partido desapareció y se quedaron independientes. Ese es un caso.
  • Otros que se desafiliaron a un partido y se inscribieron a otro dentro de los 90 días que les dio de plazo la ley. Y,
  • hay casos –los más típicos- los que después –de la reforma a la ley- lo hicieron.

Vacío legal

Las consultas jurídicas surtieron efecto para ciertas candidaturas. Hay congresistas cuyos partidos políticos no los tomaron en cuenta en estos comicios o ellos quieren alejarse de sus agrupaciones, pero buscarán su reelección. ¿Pueden participar? Es la gran duda, pero  una laguna legal abre el camino para que sin renunciar del partido, por el que fueron electos, puedan ser proclamados por otro.

Andrea Villagrán, actual diputada de TODOS, quiere reelegirse, y cuenta la vía que usará para postularse con otro partido:

La ley como quedó, no establece la palabra “postular” y un partido político puede postular, sin que el candidato pertenezca directamente. Ese es uno de los argumentos que varios diputados han tomado para buscar la reelección.

Villagrán no está afiliada al partido TODOS, tampoco ha renunciado a su bancada, pese a la diferencia de criterios, pero al consultarle si será postulada por otro partido no la convierte en tránsfuga responde:

No soy tránsfuga. Si buscara la reelección, sería con otro partido y no me estaría integrando orgánicamente al mismo.

Enrique Álvarez, jefe de bloque de la bancada Convergencia, un diputado en la misma situación que Villagrán, dijo:

 “Nosotros estamos plenamente seguros de participar con otro partido en el proceso electoral

-pero el partido al momento de postularlos, los está recibiendo.

 No, la acción de recibir es inscribirse en el partido, la acción de postular no es una incorporación. No hay ningún artículo de la ley que obligue a un diputado que se inscriba a una organización para poder ser postulado”.

El director del Registro de Ciudadanos responde:

Aunque la norma no dice afiliación, la norma dice “electos por otro”

En el proceso de inscripción son por lo menos 78 congresistas quienes aplican a una reelección bajo la incertidumbre.