El diálogo con las comunidades es un factor clave para que la electricidad llegue a cada hogar guatemalteco en la pandemia del Covid-19. El fluido eléctrico es un servicio esencial y su transporte también se puso a prueba estas semanas. Evitar contagios, mantener las subestaciones en operación sin generar conflictos comunitarios han sido clave, cuenta Mauricio Acevedo, gerente de Transportadora de Energía de Centroamérica (Trecsa), una empresa que opera 600 kilómetros de red en Guatemala, con alrededor de 23 subestaciones y con una capacidad de 1 mil 700 megas en equipos inductivos. Este sector discutirá en un foro virtual del 23 al 25 de septiembre la resiliencia del sector y la innovación en gestión de riesgos.

Donde nos sentamos a discutir temas del momento y para este discutiremos sobre la resiliencia ante las circunstancias abrumadoras del Covid-19. Un primer tema es como garantizar la continuidad del negocio y de las operaciones. Nosotros en las 23 estaciones tenemos turnos de 24hrs para verificar que todas funcionen.

Alumbrado Público. Foto: municipalidad de Salcajá

 

El evento incluirá un concurso universitario para fomentar la investigación en este sector. Las inscripciones pueden realizarse en www.forotee.com.gt/inscripcion