Carlos Solórzano, un viejo conocido en los procesos de postulación a cargos públicos y apadrinado por Gustavo Alejos -el exsecretario privado de la presidencia durante la UNE, acusado en más de 05 casos de corrupción- vuelve a escena: Solórzano aspira ahora a una magistratura del Tribunal Supremo Electoral (TSE) pese a que el 28 de agosto del año pasado fue reelecto como Relator Contra la Tortura por el Congreso de la República, cargó que finaliza en 2024.

A pesar de las dudas que existían en la comisión de Derechos Humanos del Congreso, el abogado logró pasar todas las etapas del proceso y en el pleno del Organismo Legislativo obtuvo el apoyo de 109 diputados para regresar a la dirección de la oficina que se encarga del trabajo con los presos.

-Publicidad-

-Publicidad-

Solórzano es operador de Alejos fuera de la prisión, así lo evidenció una filtración de audio grabada en Mariscal Zavala y la cual fue publicada por ConCriterio en mayo de 2019.

En la conversación se escucha como Alejos y el abogado Moisés Galindo -también procesado- utilizaron desde la cárcel la Oficina Nacional de Prevención Contra la Tortura a través del Solórzano, para tratar de modificar el régimen de prisión preventiva mediante un amparo que fue redactado tras las rejas y, que el relator presentó ante la CC para beneficio de ellos. Este es un extracto del registro del audio:

Moisés Galindo: Yo ya casi tengo ese amparo lo único que yo necesito es su representación legal, para que lo plantee ante la CC y como resultado ordene al Congreso modificar el 268 de la ley. Esa es la solución que yo encontré para hacerlo desde la relatoría y eso sería un hitazo de parte de la institución que usted representa.

Carlos Solórzano: Lo que podemos hacer nosotros como oficina es decirle a la Comisión es el proyecto de iniciativa de ley que modifique.

Operador útil

Sandra Morán, fue la exdiputada de la comisión de derechos humanos que cuestionó a Solórzano sobre las grabaciones, hasta que él finalmente admitió que era su voz. La excongresista comenta:

“Se ha hecho evidente que todas las fuerzas políticas están tratando de posicionarse en distintos espacios. Y vemos personas que se mueven de una institución a otra y que son útiles en su trabajo para los intereses que representan”

Álvaro Montenegro, integrante de Alianza para las Reformas, una organización de fiscalización a los procesos de elección en Guatemala cree que para estos grupos Solórzano ya cumplió su papel en la Oficina Contra la Tortura y puede generarles más beneficios en el TSE:

Definitivamente el TSE es una entidad fundamental para que el sistema político pueda mantener ciertos privilegios; es mucho más codiciado que la Relatoría Contra la Tortura y vemos que hay ciertos abogados que se lanzan a todas las postulaciones que hay: Colegio de Abogados, Corte Suprema de Justicia, Corte de Apelaciones, TSE.

En efecto, Carlos Solórzano se ha postulado a diferentes cargos en busca de poder: el año pasado además de buscar su reelección, era el hombre detrás de Bienestar Gremial, la planilla ocho, que se postulaba para integrar la Comisión de Postulación para seleccionar a los aspirantes a Magistrado a Corte Suprema de Justicia y Corte de Apelaciones. Sin embargo, el grupo no tuvo éxito.

En aquella ocasión, aunque había fotografías que lo vinculaban con esa planilla, él se desmarcó:

Lo que le puedo comentar es que tengo algunos amigos en diferentes planillas, porque fuimos compañeros de estudios en la universidad San Pablo, pero no soy ningún activista o dirigente.

Solórzano, aunque ha sido buscado por este medio para conocer su versión, no ha respondido a las llamadas telefónicas.