El 20 de marzo de este año asumieron los nuevos magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y desde su llegada guardaron bajo siete candados la información pública. La nueva magistratura no quiere que se conozca cuáles han sido sus resoluciones, sus acuerdos y también ocultan la agenda de temas que discuten en sus reuniones.

El 14 de septiembre este reportero presentó una solicitud de información a la Unidad de Acceso a la Información Pública del TSE para conocer actas, resoluciones y agenda del pleno de magistrados, desde marzo que tomaron posesión a la fecha. Diez días después, Bianca Cabrera, encargada de la oficina, solicitó una aclaración de la información solicitada. Y diez días más tarde, se solicitó una ampliación para la entrega de la información. Cuando se cumplieron 30 días desde planteado el requerimiento, el TSE negó la información.

-Publicidad-

-Publicidad-

 

No entregar la información del TSE se basa en dos aspectos principalmente: 1. la claridad de la información, pese a que el requerimiento lo es: actas, resoluciones y agenda.

Cabrera la encargada de la unidad: ya que se hay información diversa y clasificada como sensible por eso se le pide que sea clara y precisa.

  1. El otro punto es que la agenda del pleno es privada argumenta la funcionaria:

En cuando a la agenda se basa en el artículo 130  -Ley Electoral- en que las sesiones son privadas.

Pero este argumento no es válido, pues si bien el el artículo citado de la Ley Electoral y de Partidos Políticos establece privacidad de las sesiones también señala que todas sus actuaciones que se tramiten en sus dependencias serán públicos.

 

Magistrados del TSE. Foto: ConCriterio

En el proceso anularon entrega

Durante el proceso de petición Cabrera mencionó que la información sería entregada y que, de hecho, se había planteado ante la Procuraduría de los Derechos Humanos -ente rector del acceso a la información- una consulta sobre un posible cobro por el volumen de papel que representaba, lo cual deja ver que la información sí iba a ser entregada y sobre esto la encargada del TSE responde:

En ese momento iba en ese proceso, pero luego la revisaron y decidieron negarla.

Lilian Sierra, encargada de la oficina de Acceso a la Información Pública de la PDH, en efecto recibió una consulta y además del cobro le respondió:

Ella me habló de unas actas y en efecto se le dijo que eso era público.

Para Sierra la negativa constituye en un retroceso a la información pública. Y en efecto lo es, pues este reportero, ha cubierto dos administraciones anteriores bajo las cuales, dicha información circula con apertura. Sierra comenta:

Al momento que a usted, en gestiones anteriores le entregaron la información, eso ya representa un derecho consuetudinario y se tiene que entregar, entonces no podemos ir para atrás.

Retroceso

María Eugenia Mijangos, exmagistrada de la pasada administración del TSE comenta:

En el tiempo que estuvimos nosotros se subían a la página todas las resoluciones, acuerdo y las actas de pleno; creo que si queremos avanzar en democracia y si un TSE es el garante e impulsor de los cambios dentro de eso está la transparencia.

En efecto la información de la que habla Mijangos era constantemente subida en la página del TSE aunque no siempre fue así, pues llegó un momento en que se dejó de hacer y hubo que solicitarla por la Unidad de Acceso a la Información Pública.  Esa es la oficina que hoy se niega a rendir cuentas de lo que aprueban o imprueba la nueva magistratura, como por ejemplo: las contrataciones que han realizado, las suspensiones de todos aquellos contratos como las del director del Registro de Ciudadanos, el Secretario General y la más reciente, el director del Padrón Electoral, puestos clave que definirán las próximas elecciones.