Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Un cuarto de millón de vehículos circulan en el país con placas temporales, por un error administrativo en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) que no encuentra solución desde hace un año. En 2017  la SAT licitó la compra de un lote de placas metálicas, pero errores en el evento de adquisición provocaron que el negocio se cancelara.

La crisis llegó y el junio de 2018 la SAT se quedó sin placas metálicas, la salida  de las autoridades fue la entrega provisional y a partir del 1 de julio de 2018 solo se conceden placas de papel: a la fecha 286 mil 951 vehículos de cuatro ruedas y motocicletas circulan así.

Mauricio López, es uno de los afectados, hace dos meses realizó el trámite de placas para un vehículo que importó de Estados Unidos y se topó con la noticia:

“Me comentaron que actualmente no tienen placas de metal, que tengo que esperar, y que para poder circular lo que me iban a extender era un par de placas de cartón tipo copia y que, de dos a tres meses, ellos me iban a estar contactando para que yo pudiera presentarme a recoger las otras placas”

Pero quizá el conductor deba esperar hasta 2020 ya que, de acuerdo con los registros de la SAT, en un evento de compra que se hizo en 2016, desde que se publicó la cotización en el portal de negocios del Estado -Guatecompas- hasta la entrega del primer lote de placas, debieron pasar 18 meses.

El pasado viernes concluyó el nuevo evento de cotización de 1.6 millones de placas metálicas, los oferentes fueron Tönnjes C.A.R.D International S.A. que ofertó por Q79.1 millones y GSI Guatemala S.A cuya oferta fue de Q68 millones -el proceso está en fase de adjudicación-.

En el pasado autoridades expresaron que no se descarta en el futuro que la SAT produzca sus propias placas para evitar retrasos.