Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

El voto nulo no fue suficiente para repetir la elección de diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen), pero la intención sobrepasó los récords nacionales: de 7.6% en 2015, en esta elección 20.3% de los guatemaltecos rechazaron elegir a los parlamentarios.

En cifras: 1.3millones de ciudadanos con voto nulo dijeron no al Parlacen.

Las modificaciones a la ley dieron facultad que con el 50% más 1 de votos nulos la elección se podía repetir, esto surgió por el clamor ciudadano que en 2015 salió a las calles como rechazo a la clase política del país. Pero en su estreno no tuvo la fuerza para que se repitieran los comicios y se eligieron los 20 escaños:

  • UNE- 4 curules.
  • Vamos, UCN y FCN-Nación 2curules c/u
  • Valor-1
  • Bien-1
  • TODOS-1
  • Creo-1
  • VIVA-1
  • PC-1
  • Semilla-1

El Parlacen ha generado apatía ciudadana por haberse convertido en agencia de empleo para familiares y amigos, el refugio de para presidentes y vicepresidentes que concluyen su gestión, con ellos suman 22 parlamentarios.

Hugo Novales, politólogo, opina que aunque las decisiones de la institución no tienen vinculación nacional, existe una oportunidad para que desde ahí se generen políticas públicas.

Pero esta consiente que tanto partidos políticos como ciudadanos no le toman la importancia que debiesen. Ahí señala, radica la decadencia de la entidad.

 “Se ha asumido esa idea que el Parlacen no sirve y por un lado los ciudadanos prefieren no exigirle a los diputados que hagan propuestas útiles. Y los partidos, al saber que hagan lo que hagan la opinión de los ciudadanos va ser igual, entonces lo utilizan para pago de favores políticos”

¿Separarse del Parlacen?

Rodolfon Neutze, diputado electo de CREO considera que la ciudadanía no comprendió  que el Parlacen no desaparecería con el voto nulo:

Entonces lo que hay que hacer es plantearnos como país qué es importante. El Parlacen, aunque no nos guste a todos,  hay que hacer que funcione o desaparecerlo, pero lo que hay que hacer primero es que funcione.

Novales aunque cree que la institución es rescatable, dice que el Estado deberá decir si permanece o se separa y en este caso buscar los mecanismos para hacerlo, aunque recuerda un caso:

Panamá intentó salirse del Parlacen y en su momento el órgano Constitucional de Panamá no les permitió tomar esa decisión. Es una decisión similar que cuando el presidente intentó expulsar al comisionado de la  CICIG  -es un caso análogo- es un acuerdo internacional que debe cumplirse y salirse unilateralmente sería inconstitucional.

Algunos partidos como el FCN-Nación tienen aún resaca de los resultados de esta votación. Ellos lograron dos curules.

José David Prado, fiscal de la organización, comenta:

Sabemos que llegar a un 50% en una elección es totalmente complicado y esto benefició a otros partidos que obtuvieron mayoría.

Novales no comparte lo dicho por el fiscal:

El que se aumente el voto nulo lo único que hace es reducir el número de votos válidos, pero no afecta necesariamente la manera en que los votos se distribuyen entre el resto de partidos.

El presupuesto global de Parlacen es de Q76.5 millones de los cuales Q13 millones son aportados por Guatemala.