Cada día el Ministerio Público (MP) recibe 236 denuncias de violencia contra las mujeres. La violación sexual representa el 9% de estos y al 03 de septiembre de 2021 suman 5 mil 717 de estos casos. Uno de ellos es el de Verónica Molina, abogada de 40 años, residente de la Antigua Guatemala, quien denunció en un vídeo que se hace viral en redes sociales:

El 10 de marzo de este año fui violada y violentada en mi casa de Antigua Guatemala por el señor Diego Ariel Stella. En el momento que logré ponerme a salvo me asistieron dos personas, entre ellas mi cuñada que me hizo la pregunta más importante de mi vida ¿qué vamos a hacer? Y tenía dos caminos: regresar a mi cama y hacer como que nada pasó y el de denunciar. Pensé los dos, pero sabía que el silencio no era algo que yo iba poder manejar y eso hubiera sido mi sentencia de muerte.

 

El expediente se tramita en el juzgado de primera instancia penal de Sacatepéquez. El 21 de julio, Stella, de origen argentino y propietario del restaurante Ni Fu Ni Fa, fue ligado a proceso por violencia sexual. José Toledo, abogado de la víctima, solicitará modificar la acusación:

Entre la audiencia de julio y hoy hemos obtenido más evidencia científica y declaraciones de testigos que presenciaron hechos anteriores y posteriores al asalto sexual y con base a ello vamos a argumentar violación y que se le dicte prisión preventiva.

Según Toledo, todo se inició en un bar, hubo consumo de alcohol, incluso sospecha que dieron sustancias que provocaron inconsciencia a su representada. Y luego el hombre estaba con ella en la cama y la estrangulaba. En el vídeo, la joven relata su trauma:

Fue una audiencia grotesca en la que se me dijo prácticamente que yo lo provoqué. Ese día se le deja en libertad, no se le coloca fianza y se le coloca el delito de violencia contra la mujer, alegando que éramos pareja.

El abogado de la víctima niega que hubo relación entre ambos:

“No tienen ninguna relación de amistad ni de noviazgo. Él se aprovechó de la ventaja que tenía sobre ella ese día y la forzó y la violó”.

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) reportó que el 11 de marzo asistió. Comunicación Social del Ministerio Público (MP) mantiene bajo reserva el nombre de la fiscal encargada, quien declinó ser entrevistada.

ConCriterio intentó conocer la versión del señor Stella, pero no logró localizarlo. Este reportero llamó y escribió al celular de su abogada Claudia Paniagua, pero solo leyó los mensajes. En junio pasado Paniagua asumió como magistrada suplente de la Corte de Constitucionalidad (CC). Molina señala esa relación del denunciado con un puesto de poder:

Una magistrada que debería estar defendiendo los derechos constitucionales de los ciudadanos está defendiendo a un violador.

Este punto también se le consultó vía chat a las magistrada, tampoco hubo respuesta. Aunque Molina se refiere a Paniagua como magistrada de la CC, Pedro Pop, comunicador de la institución dijo que todas las preguntas deben ser dirigidas a Paniagua, ya que según él no se refiere a información institucional.

Hilda Morales, abogada y exprocuradora adjunta de Derechos Humanos:

Los magistrados suplentes no deberían atender casos particulares por el alto cargo que ocupan, representan una autoridad y el expediente puede llegar a la CC. Hay conflicto legal y moral.

Este año se han emitido 1 mil 544 aprehensiones por violencia contra la mujer y 1 mil 643 condenas.