El Congreso de la República aprobó ayer de urgencia nacional con el voto de 145 diputados, financiar con Q1.5 millardos la compra de vacunas contra el Covid-19. La propuesta, enviada por el presidente Alejandro Giammattei, propuso readecuaciones presupuestarias y no endeudamiento, como originalmente lo planteó.

El plan del ministerio de Salud es vacunar este 2021 a 10.6 millones de personas. Carlos Barreda, diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza, repara:

Vacunar a 11 millones de guatemaltecos en un año significaría 30 mil diarios, además, no hay disponibilidad de vacunas. Sabemos que va ser necesario contratar gente que vacune, se necesitará comprar infinidad de insumos para el plan nacional de vacunación.

A lo dicho por Barreda, hay contradicciones entre las autoridades:

Amelia Flores, titular de Salud, respondió:

“Este plan contempla la contratación y capacitación de vacunadores”. No obstante, el presidente Alejandro Giammttei, dijo:

“Hay una estrategia montada: de hecho, en el 2017 Guatemala recibió un reconocimiento internacional, se vacunó a 7 millones de personas en un mes. Experiencia hay, no necesitamos contratar vacunadores, tenemos gente en salud que tiene la suficiente experiencia y saben proteger la cadena de frío”.

Lucrecia Ramírez, viceministra de Técnica, explicó que fue en 2007 cuando Guatemala rompió record de vacunación para erradicar rubeola.

Nosotros utilizamos 15 mil personas para las brigadas de vacunación y estamos haciendo el análisis si ese personal es suficiente; sin embargo, la meta es muy alta, es probable que sí necesitamos contratar.

 

Con la aplicación de 30 mil vacunas diarias, la viceministra estima que concluirán en 7 meses, ya que recibirán apoyo interinstitucional, incluso del Ejército y las municipalidades.

Para finales de febrero el país espera recibir las primeras 100 mil vacunas de 3.3 millones que se comprarán a Pfizer. Estas, si no se almacenan en congeladores a menos de 70 grados centígrados, puede perderse. Eso requiere agilidad y el presidente Giammattei cree que pueden movilizar la vacunas en helicóptero a las áreas más remotas con el apoyo de Aeronáutica Civil y empresas privadas. La viceministra Ramírez comenta:

No es que sea imposible el traslado -de la vacuna- porque vienen en contenedores especiales con hielo seco, lo que los mantiene ultracongeladas por 5 días, con lo cual se puede hacer el traslado al área central de los departamentos y allá ubicar otro congelador a temperatura de menos 20 grados por unos 20 días y cuando ya se descongela y se va a preparar para vacunar. Ahí es el reto: solo dura 6 horas y tenemos que correr para aplicarla.

El gobierno deberá comprar congeladores, pero aún no se cuenta con presupuesto. De momento la ministra Flores, comentó:

Tenemos 4 congeladores a menos 70 grados y estamos negociando con el INCAP otros 10 que nos pueden dar.

Costo de la Vacuna, genera dudas:

El lunes Giammattei dijo a congresistas que sin acuerdo de confidencialidad no hay cotización, por lo que hay cuatro convenios firmados. Según datos del Gobierno cada dosis de la vacuna Pfizer, adquirida bajo el mecanismo Covax, cuesta unos Q81.9, mientras que las adquiridas directamente, con los productores está en Q58.5. La viceministra Técnica explica la diferencia en las cifras:

En el momento que iniciamos las negociaciones con Covax, no teníamos la certeza de qué vacuna se adquiriría, en ese momento los precios oscilaban entre US$10 hasta US$96 y el mecanismo lo que nos dijo fue que tomáramos un precio estimado por dosis de US$10.5 por dosis.

 

La funcionaria señala que se deberá que firmar un convenio con cada proveedor y hasta ese momento se conocerá el precio.

 De acuerdo con el plan de vacunación, cada paciente necesita dos dosis por lo que en 2021 el país necesitará 21.5 millones de vacunas para los 10.6 millones de guatemaltecos a vacunar.

El Estado dejará la puerta abierta para que el sector privado pueda comercializar la vacuna contra el covid-19. En esta etapa únicamente se distribuye a sistemas públicos de salud.