Las redes sociales se han vuelto las nuevas plazas, donde las personas se pueden reunir a socializar y, ahora, a comprar. La Superintendencia de Administración Tributaria, SAT, está poniendo atención a estas interacciones.

Por el momento, tienen en la mira al menos 600 contribuyentes que incumplen, pero no se fiscalizarán las ventas de artículos personales, sino a importadoras que se aprovechan de la situación.

Made with Visme Infographic Maker