Es un fin de semana en el primer y segundo nivel del Mercado Central de la zona 1 de la ciudad capital de Guatemala, cientos de personas recorren los pasillos entre canastos de frutas y verduras, carnicerías y comedores. En el tercer piso, los locales que ofrecen productos artesanales y vestimentas típicas. Los locatarios  a viva voz tratan de persuadir a los visitantes.

 

Todos los días en el Mercado Central el intercambio de mercancías es alto: productos y dinero.  La dinámica en los últimos tres años empezó a cambiar cuando algunos locatarios recurrieron a la tecnología y optaron por responder a la demanda de sus clientes, quienes derivado de la inseguridad o la comodidad han optado por el dinero plástico y sus formas de pago cambiaron.

Agusto Barrios, vende ropa típica el local La Guadalupana, y hace dos años se vio obligado a implementar el pago con tarjeta. Sus razones fueron más defensivas que mercadológicas:

“Ya hay varios locales que aceptamos tarjeta de crédito, lo miramos como una herramienta más, el sistema delincuencial es grave y por ende la gente ya no quiere portar efectivo”

Barrios hace los cobros a través de su teléfono celular al cual le adapta un pequeño dispositivo donde  desliza la tarjeta y ejecuta los cobros. El experimentado  vendedor asegura que desde que implementó ese mecanismo, sus ventas se incrementaron. Usar el dinero plástico también implicó un cambio sustancial en su negocio. Eso que los economistas llaman “formalizar lo informal”.

“Para nosotros acceder al cobro con tarjeta tenemos que estar inscritos como pequeños contribuyentes y eso lo desconocen muchos comerciante. Una asesoría les ayudaría, en este local tenemos dos años con esa forma de pago, anteriormente los clientes preguntaban si aceptábamos tarjeta y cuando les decíamos que no se iban a otro lado”

 

La telefónica Tigo promueve el servicio de pagos con tarjeta a través de celulares. En una comunicación con esa empresa uno de sus operadores informó la lista de requisitos para adquirir el servicio:

“Se tiene que tener una línea de pago mensual contratada, una afiliación con Visanet, para esta afiliación se necesita: patente de comercio, RTU, últimos dos estado de cuenta bancarios, recibo de agua y luz, fotocopia de DPI, una carta solicitando y aclarando número de cuenta monetaria a registrar para hacer los depósitos”.

Ezra Orozco, viceministro de Desarrollo del Ministerio de Economía, contó que el pago con tarjeta facilita el comercio y resaltó que el comercio guatemateco gana en partida doble.

“Cada vez es menos el uso del papel moneda, el hecho de que una persona tenga la facilidad de cobro con tarjeta le da una amplitud en el merado”

“El uso del POS es un incentivo a la formalización porque cuando usted lo utiliza, automáticamente eso lo obliga a reportar las ventas, por lo que nosotros tienen un doble propósitos con el que no solo se está dinamizando la economía y también se está favoreciendo la formalización”

El funcionario añadió que la tecnología será crucial en las transacciones comerciales. El papel moneda, presagió, será cada vez menos utilizado.

 

Escuche la nota aquí