Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Era el 16 de mayo de 2018 cuando en las instalaciones de la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG) un avión del prominente empresario estadounidense-israelí Sheldon Adelson, dueño de casinos en Las Vegas, esperaba al presidente Jimmy Morales y una amplia comitiva de familiares, amigos, diputados, diplomáticos y empresarios. El destino: Israel, un viaje cinco estrellas, todo pago. 

Adelson, el empresario señalado en Estados Unidos de financiamiento electoral, cubrió los gastos de aquella comitiva.

Ya pasó un año de aquel festín que celebró el cambio de sede de la embajada de Guatemala de Tel Aviv hacia Jersualén y aunque el Ministerio Público (MP) anunció una investigación de oficio por los funcionarios que aceptaron el viaje y la estadía, la Fiscalía Contra la Corrupción aún no da luces de los resultados.

ConCriterio intentó contactar vía telefónica y mensajes de texto al fiscal Stuardo Campo, a cargo del caso, pero al cierre de la nota no respondió. Julia Barreda, vocera del MP dijo que averiguarían si habían avances.

Marcos Yax uno de diputados organizadores de aquel viaje, fue  quien reveló es que sería el secreto mejor guardado, pero no se contuvo:

“Todo lo cubrió el dueño de los casinos en Las Vegas, ¿Qué gastos cubrió él?… todo (…) y le otorgó ese privilegio al presidente y a la comitiva y esto es confirmado porque él estuvo con nosotros”.

La ley de Probidad prohíbe a funcionarios solicitar o aceptar dádivas, regalos o pagos y a raíz de ello se anunció la investigación, además para determinar cómo fueron utilizados los recursos públicos en ese viaje.

Diputados toman distancia

Hoy, Marcos Yax, se desmarca ahora de haber recibido dádivas del magnate de los casinos:

A mí no me llamaron porque yo no recibí un solo centavo para viajar a Israel. Lo hice con gastos personales, el hotel yo lo pagué, comida y todo; creo que por eso nunca me llamaron porque no utilicé fondos del Estado.

Fernando Linares Beltranena, otro de los diputados que acudió al  respondió:

A mí nunca me citaron porque yo pagué mi pasaje, tengo el boleto y pagué mi hotel, tengo la factura; lo más que me dieron fue un vaso de jugo de naranja, en la embajada de Jerusalén el día de la inauguración.

El congresista trata de recordar quiénes viajaron con el presidente Morales en el avión de Adelson y lanza un par de nombres:

 “Puede ser que en el avión presidencial haya estado José Ubico de la bancada TODOS, también Stella Alonzo…”

ConCriterio llamó a los dos diputados, pero no respondieron sus teléfonos.

Juan Manuel Díaz Durán, presidente de la Alianza Parlamentaria de Guatemala e Israel, también tomó distancia de recibir patrocinio aquel viaje:

 “Yo no viajé con la comisión oficial, yo me trasladé con mis propios recursos. No me subí al avión presidencial y ni utilicé nada que hayan pagado”.

Entre la comitiva oficial, según informó en aquella oportunidad el Ministerio de Relaciones Exteriores, se encontraban entre otros:

El presidente y su familia; Acisclo Valladares, ministro de Econonía; Sandra Jovel, ministra de Relaciones Exteriores; Miguel Ralda, ministro de la Defensa; Álvaro Arzú Escobar, presidente del Congres; José Antonio Pineda Barales, presidente de la Corte Suprema de Justica.