Mientras los daños ocasionados por Eta continúan golpeando a centenares de comunidades en el país, el huracán Iota se aproxima al territorio. Las autoridades aún no tienen claridad sobre la cantidad de poblaciones atrapadas fruto de la depresión tropical.

Luis Emilio Cuz, jefe de operaciones de emergencia de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) en Alta Verapaz, estima:

-Publicidad-

-Publicidad-

“Siguen llegando nombres todos los días, por ejemplo, ayer ingresaron 9 comunidades. Estaríamos hablando de un aproximado de entre 20 y 40 comunidades a nivel departamental que no tiene acceso terrestre y que han sido atendidas vía aérea.

 Cuz explica que en todos los municipios hay al menos una aldea sin acceso a consecuencia de las lluvias, y nombra algunas en San Pedro Carchá:

 “Por ejemplo, Sejalauté, Setal, Chiacal, Chiachal, Vista Hermosa, Yalicar, Sesajal.”

César Pop, director de los bomberos voluntarios de dicho municipio, visitó Sesajal y Quixal, otra aldea de Carchá sin acceso terrestre. Nos cuenta:

“Nosotros logramos ingresar por medio de lanchas.  Hay una comunidad que tenía 30 familias y la otra había 20 familias. Estas quedaron incomunicadas, aparte 8 familias perdieron todo, sus casas quedaron abajo del agua. También perdieron la cosecha de todo el año, donde producen cardamomo, café, milpa, maíz y frijol, todo lo perdieron.”

En Cobán, Giovanni Pop Oxom de 32 años, maestro y residente de Balbatzul II, expone que su comunidad sólo tiene parcial acceso:

“En total, vivimos 535 personas, pero las afectadas son 46 familias, 183 personasSi vienen de Cobán en Sonte no hay pasó vehicular. Si vienen de Chicsec para Balbatzul II si hay pasó. En Sonte, sigue tapado, los únicos que pueden pasar allí son camiones porque el agua no ha bajado en su nivel. Teníamos el apoyo de la Municipalidad, una lancha que habían habilitado en Sonte, pero al ver que hay necesidades en otras aldeas retiraron la lancha.”

Romel Véliz Castro, gobernador de Alta Verapaz, asegura que todas las comunidades atrapadas ya fueron atendidas, aunque reconoce que el clima que se espera en los próximos días podría reducir la ayuda:

“Vía aérea se están haciendo las coordinaciones, solo que en este momento el cielo ya empieza a cerrarse entonces hemos ido suspendiendo ese tipo de acciones más que por vía terrestre.”

 Según los datos de Conred para Alta Verapaz, hasta el 15 de noviembre, 179 mil 286 personas fueron afectadas y 34 mil 291 viviendas fueron dañadas por el paso de Eta.