Una alimentación sana y balanceada garantiza que el cuerpo reciba vitaminas y minerales necesarios para que trabaje de forma adecuada.

Esto incluye el sistema inmunológico, nuestro escudo contra la infecciones, incluyendo el COVID-19. Sobre este tema hablamos en Radio ConCriterio con Huber Bech, médico y cirujano especialista en Medicina Interna y subespecialidad en Trastornos Motores Gastrointestinales.

¿Qué vitaminas debo tomar todos los días?

Lo más recomendable es no tomar suplementos vitamínicos a menos que sean recomendados por un médico o profesional de la salud. Llevar un estilo de vida sano brinda la cantidad necesaria de vitaminas.

Alimentarse de forma balanceada, por ejemplo, con frutas, verduras, proteínas, fibras y la cantidad ideal de carbohidratos, así como ejercitarse todos los días y tener una cantidad adecuada de sueño e hidratación, evita el consumo de suplementos innecesarios.

La popularidad de estos suplementos, como los multivitamínicos se debe a la publicidad que se le dan. Algunas campañas hacen parecer que se deben tomar todos los días o que las que vienen en la comida fresca no son suficientes, pero la realidad es distinta.

Uno de los suplementos más recetados en estos tiempos es el zinc,porque algunos profesionales de la salud se han dado cuenta que los pacientes más graves de COVID-19 presentan niveles bajos de este nutriente. El zinc está presente en las células de todo el cuerpo y tiene influencia en el sistema inmunitario.

Alimentos que presentan zinc son carnes rojas, de ave, mariscos, frijoles, frutos secos, lácteos y ostras, que son la mejor fuente de este nutriente.

¿Qué pasa si tomo suplementos sin necesitarlos?

Tomar suplementos vitamínicos sin que hayan recetado antes por un profesional de la salud puede traer consecuencias negativas. A diferencia de lo que se piensa, no son sustancias inocuas, sino que pueden causar desbalances. Dependiendo del nutriente, se pueden presentar intoxicaciones con diferentes síntomas.

Antes de considerar tomar vitaminas, es beneficioso mejorar los hábitos hacia unos más saludables: comer bien, hacer ejercicio constante y buscar tener el peso ideal para su edad, estatura y estilo de vida.

¿Qué vitamina debo tomar para no contraer COVID-19?

Los pacientes que presentan cuadros graves de COVID-19 más comúnmente son pacientes de edad avanzada, con sobrepeso, sedentarios o con enfermedades crónicas cardiacas o de los riñones. Las personas consideradas de riesgo deben observar más de cerca su dieta y estilo de vida.

La vitamina C es una de las más asociadas con la recuperación de la enfermedad. Esta actúa como antioxidante, ayuda a producir colágeno, mejora la absorción del hierro y contribuye al sistema inmunitario.

Antes de buscar un suplemento, es mejor integrar comida que contenga buenas cantidades de este nutriente: frutas cítricas, fresa, melón, chile pimiento, kiwi, brócoli o tomates.

La vitamina D también está asociada a la lucha de la enfermedad. Esta ayuda a la absorción de calcio y al fortalecimiento muscular, así como al del sistema inmunológico. Esta se encuentra en pescados como el salmón o el atún, hígado vacuno, quesos, la yema del huevo y algunos tipos de hongos.

La piel también produce vitamina D cuando se expone directamente a la luz solar. Esta debe ser directa, no a través de una ventana. Lo recomendable es usar un protector solar, usar ropa protectora y hacerlo por intervalos cortos para evitar el cáncer de piel.

Si cree que necesita ayuda con su nutrición, acuda a un profesional de la salud para encontrar la solución que sea adecuada para su caso en particular.

Escuche este tema y más en Radio ConCriterio.

Información adicional: National Institutes of Health Office of Dietary Supplements