Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

La vivienda social, ¿qué pasó con esos proyectos? Es la pregunta que se hace a sus 80 años el señor Julio Alfredo Aguilar, uno de los vecinos más antiguos de la colonia Proyectos 4-10 de la zona 6 capitalina, un experimento pionero de vivienda social en Guatemala. Él compró la casa donde vive hasta  hoy  a través del Instituto Nacional de Vivienda. Aún recuerda  los requisitos que debió llenar:

 Inscribirse en el Instituto Nacional de la Vivienda, tenía que  ser casado, tener un hijo como mínimo y con 6 meses o un año lo iban a visitar para averiguar cuánto pagaba uno de alquiler. Tener un sueldo de Q90 a Q300 en 1955 y quien ganaba eso, era mucho dinero.

Apenas tenía 21 años cuando fue seleccionado, hace 60 años: Yo pagaba Q12 mensuales por el abono de mi casa, para 20 años plazo, osea  que me salió en Q3mil. Los que se sacaron la lotería fueron los del Proyecto 4-4 y el proyecto 4-3 porque esa parecen fincas y a nosotros nos tocó de 7 por 15 metros cuadrados, tres habitaciones, baño, comedor y sala. Eran de block y sin repellar.

Los proyectos de vivienda de ese tipo resurgen medio siglo después.

“Está renaciendo, porque por muchos años no se le prestó atención por múltiples razones, pero la iniciativa privada está considerando atender este nicho, donde la demanda es enorme”. Es lo que afirma el arquitecto Rudy Llarena, asesor de la Junta Directiva de la Asociación Centroamericana para la Vivienda.

Llarena recuerda a Nimajuyú, un complejo multifamiliar asentado en la zona 21 de esta ciudad, como el proyecto más exitoso de aquellos años:

El tema de Nimajuyú fue quizá el mejor experimento –de vivienda social- porque provocó ese tipo de vivienda y en la ciudad. Los Proyectos 4-4 tenían un poco de distancia que provoca el desplazamiento vehicular y lo de hoy es construir dentro del casco.

Hoy en la zona 6 serán inaugurados los trabajos de construcción de los  Módulos Urbanos de Vivienda de Interés Social (MUVIS), el arquitecto Llerena, explica de qué se trata:

Los MUVIS es un edificio de seis niveles, 72 apartamentos: uno de 40 metros, otro de 42 y uno de 45, el más grande y que está pegado al suelo tendrá un precio no mayor de Q250 mil con una cuota nivelada de Q2mil 600.

¿cómo hacen para tener precios accesibles?

  • No hay elevador, porque esto impacta en la cuota del comprador.
  • No hay parqueos, solo para motos y para cubrir la necesidad  de transporte. El Transmetro está a 200 metros del 
  • El plan de financiamiento es por 25 años.

El financiamiento es a través del Instituto de Fomento de Hipotecas Aseguradas (FHA) y están pensados en núcleos familiares que ganan entre dos y tres salarios mínimos, un promedio de  Q7 mil 500 mensuales.