Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Los 50 días que han transcurrido no son suficientes para los familiares de las personas que murieron soterradas bajo toneladas de arena volcánica el 3 de junio, cuando las explosiones del volcán de Fuego cubrieron comunidades completas. La lucha por encontrar los cuerpos no ha cesado. El fin de semana se cumplió el plazo  del segundo permiso que Gobernación departamental de Escuintla otorgó a la colectivo Antigua al Rescate para buscar a los seres queridos de sobrevivientes. En 10 días de permisos extendidos, pudieron hallar los restos de 99 personas.

El trabajo, aunque extenuante, ha tenido su recompensa: la tranquilidad de las personas.

Exequiel Bucú, un agricultor de 56 años perdió a 12 familiares que vivía en la aldea San Miguel Los Lotes, Escuintla El día después de la tragedia encontró a dos y con  la ampliación de búsqueda halló a los otros 10: “Nosotros lo que queríamos era encontrarlos y darles su cristiana sepultura, porque no estábamos de acuerdo que se quedaran ahí donde estaban enterrados”

 “Estuvo duro, porque nosotros solo contábamos con herramientas manuales: palas, piochas y azadones.

El 3 de junio la arena volcánica cubrió la vivienda donde murieron todos sus familiares. Él y sus hermanos y amigos  debieron excavar las toneladas de tierra y hace un cálculo del material que sacaron durante casi 28 días: Talvez se sacaron de ocho a diez camionadas en la parte de donde escarbamos y ahí fue donde los encontramos.

La búsqueda de Eufemia García, de 48 años, originaria de la aldea Los Lotes, nunca se detuvo, la mujer perdió 50 familiares, ahora el saldo para ella es de 6 pendientes. Los últimos 36 que halló se encuentran aún en la morgue para el proceso de identificación. Un aliento de tranquilidad empieza a llegar a su vida:

Le agradezco a Dios y las personas que han ayudado a pagar maquinaria, me siento feliz, me siento tranquila”

Sofia Letona integrante del colectivo Antingua al Rescate la entidad que solicitó extender el tiempo de búsqueda, confía en que las autoridades extiendan un nuevo permiso y que las condiciones del clima permitan la búsqueda de restos, sin embargo está consciente que siempre habrá una cifra gris.

 “En ese lugar se puede ubicar gente, pero nosotros estamos trabajando en un 30 o 35 por ciento de Los Lotes y hay familias enteras que se quedaron ahí que nadie puede preguntar por ellos porque no todos están ahí”

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) suspendió el 17 de junio al busque de personas atendiendo los protocolos internacionales y derivado del riesgo en el área, David de León vocero de la Conred: El dato oficial de fallecidos hasta es de 135, desaparecidos 287 e Inacif trabaja en la identificación de 110 casos.

El esfuerzo de búsqueda no solo ha sido humano, el lunes de la semana pasada se sumó a la labores en el área de la tragedia, Titán, un perro  Belga-Alemán de dos años, que llegó al país hace 10 días con el equipo de la Brigada internacional “Fuerza Titán”, quienes participarían en el país en un curso de supervivencia de alta montaña, una actividad ajena a la tragedia del volcán. La línea área extravió el equipaje del equipo y las circunstancias los llevaron a hospedarse en Escuintla, donde se supo llevaban un perro de búsqueda, así fue que justo hace 8 días que Titán se sumó a los equipos en el lugar de la tragedia y logró localizar a 21 víctimas. El mexicano Emanuel Toledo, guía del Titán:

“Él tiene un entrenamiento especial en búsqueda y rescate de víctimas fatales y sobrevivientes en desastres naturales; anteriormente el perro había participado en el terremoto de 2017 en nuestro país –México- y tuvo como resultado 32 víctimas rescatadas, vivos y muertos.

Y describe al canino que se convirtió en héroe de búsqueda

Titán: Es un perro de raza Pastor Belga cruzado con Pastor Alemán, tiene 2 años es color negro con oro, es pequeño pero atlético es leal y único.

La recompensa de Titán es su juguete favorito: una pelota.