Roberto Villate,exdiputado exSecretario General del antiguo partido Libertad Democrática Renovada (LIDER), ganó la primera batalla. La jueza Anabella Cardona, a cargo de evaluar la solicitud de antejuicio en su contra, concluyó que no existen razones para someter al diputado a investigaciones bajo cargos de financiamiento electoral ilícito.

La segunda cruzada será en terreno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), donde 13 magistrados deberándefinir en pleno si el congresistadebe enfrentar proceso judicial. El 24 de agosto, Villate fue señalado por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) como responsable de que LIDER ocultara Q21.7 millones en aportes recibidos durante la campaña electoral. ¿Qué significa su acusación?

“Significa que el partido realizó pagos que no se registraron en la contabilidad del partido ni se informaron al Tribunal Suprema Electoral, lo cual deja al descubierto una posible práctica de ocultamiento del verdadero origen del dinero”

Es la voz de Iván Velásquez, comisionado de CICIG, cuando explicó las causas de la solicitud para investigar a Villate. Pasaron 5 meses y 10 citaciones judiciales no atendidashasta quede sorpresa, el 25 de enero el diputado acudió al juzgado:

“Era el día, el momento oportuno. No era el momento y hoy lo es”

Siete días después de la audiencia donde presentó sus pruebas de descargo, la jueza Cardona concluyó que los hechos denunciados por el MP y la CICIG, no son constitutivos de delito. ¿Se equivocaron el MP y la CICIG y presentaron una solicitud sin fundamento? El fiscal Oscar Schaad, a cargo de la fiscalía de delitos electorales, explicó las razones de los señalamientos:

“La ley en el Código Penal en el artículo 407 establece de que el financiamiento anónimo es financiamiento ilícito y al él se le notificó mes a mes de esas inconsistencias, porque él era responsable como representante del partido”

“Haciendo una integración de la ley, está la Ley Electoral y de Partidos Políticos, el reglamentos y acuerdos que dan vida a un instructivo donde se regula la presentación de los estados financieros, el responsable es el Secretario General”

Pero Villate, para librarse se escudó en el artículo 38 del Código Penal delante de la jueza Cardona. Ese párrafo dice “en lo relativo a personas jurídicas se tendrá como responsables de los delitos respectivos a directores, gerentes, ejecutivos, representantes, administradores, funcionarios o empleados de ellas, que hubieren intervenido en el hecho y sin cuya participación no se hubiere realizado éste y serán sancionados con las mismas penas señaladas en este Código para las personas individuales”, por lo que argumentó que él no era el responsable directo de los fondos.

“Considero que el artículo 407 inciso M, del código penal que se refiere al financiamiento electoral, no reúne los elementos del delito”

La jueza aceptó sus argumentos y resolvió que no es procedente investigarle.

Cardona asumió como magistrada en octubre de 2014, en medio de la controversia donde un grupo de jueces denunciaron a los partidos LIDER y el Patriota de manosear los nombramientos de magistrados. En efecto, como la mayoría de integrantes de la Sala de Apelaciones, ella contó con la mayoría de votos de ambas agrupaciones: 99 en total, de los cuales 84 fueron de Lider y PP.

La magistrada ha sido incluso recusada por la comisión internacional bajo el argumento que emite opiniones adversas al ente internacional. Entre sus resoluciones más cuestionadas está la de anular 6 audiencias de la etapa intermedia del caso La Línea, las cuales fueron impugnadas por el expresidente Otto Pérez Molina. Aparte, constituida en calidad de tribunal unipersonal, absolvió a dos acusados de corrupción en la municipalidad de Chinautla.

Y durante el gobierno del Partido Patriota, cuando Cardona estuvo al frente de la Asociación de Jueces y Magistrados, organizó seminarios y talleres en instalaciones militares de la brigada Mariscal Zavala. Por ese tema fue recusada en el juicio por genocidio.

Es la misma jueza que rechazó una petición crucial que llegó desde Mariscal Zavala, cuando el expresidente Pérez Molina intentó separar al Juez Miguel Ángel Gálvez del Caso La Línea. La magistrada sostuvo al juzgador que, ya se ve, resulta incómodo para los políticos procesados por corrupción.

Villate tampoco la aceptaba en su causa: en 2017, la recusó en tres ocasiones, las tres veces fue rechazada su petición.

Al evaluar la resolución de Cardona surgen opiniones encontradas. El exdiputado Roberto Alejos, exsecretario general del partido TODOS, dijo:

“Se ve mal y la población es muy desconfiaba, cuando suceden casos de estos, la personas piensas que se tardó mientras negociaban”

Al mismo tiempo existen dudas que parecen apuntar más hacia la dificultad de articular casos por financiamiento electoral ilícito. Alejos, afirma que es difícil que un Secretario General controle todo el dinero que ingresa a las cuentas de un partido político. Pero…

“El secretario general se vuelve corresponsable cuando él no está al tanto de ese control”

Gustavo Juárez, quien fungió en determinada fase como abogado de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, litigante en casos de alto impacto, está de acuerdo con el fallo de pesquisidora.

“Él presentó dentro de los medios de prueba la escritura de constitución del partido, ahí se especifican las formas quiénes manejan los fondos, no precisamente el secretario”

“Habría que evaluar los estatutos de los partidos políticos. En cuanto a una resolución que yo he leído hay una comisión que es el que evalúa la forma en que los fondos se reciben”

Para Villate la moneda está el aire, la última palabra la tiene la Corte Suprema de Justicia.

Escuche la nota aquí