fbpx

100 mil hogares entran en riesgo de suspensión del servicio de energía eléctrica

Escrito por Henry Bin

2 Nov, 2020

Después de 7 meses de impacto por la pandemia del Covid-19, lo que queda son solo miedos, incertidumbres y deudas.

Durante el confinamiento las autoridades crearon normas para amortizar los pagos del servicio de energía eléctrica y ordenaron a las empresas a no suspender los servicios por falta de pago a aquellas familias cuya economía se vio afectada por la crisis. Los hogares que durante tres meses no pudieron pagar la factura ascienden a 110 mil, pero a partir de hoy la continuidad del servicio depende de un convenio con las empresas distribuidoras y eso significa: pagar el mes de consumo, una cuota mensual de la deuda y una tasa de interés por el arrastre de lo no pagado.

Ivette Zambrano, portavoz de Empresa Eléctrica de Guatemala S.A.:

A la fecha llevamos 31 mil 400 convenios de pago otorgados y hay un 26% de usuarios morosos. Cuando empezamos a otorgar los convenios se daban por tres meses, pero a partir de mayo se amplió hasta 12 meses.

¿Qué pasa a partir de noviembre?

EEGSA comenzará a hacer cortes de servicios a aquellos que tengan deuda de tres meses para adelante.

 

 

Para evitar la suspensión de los servicios, las familias podrán hacer convenios de pago, pero estos tendrán un interés, señala Zambrano:

Se cobrarán aquellos que suscriban el convenio mayor a 3 cuotas cuya tasa será de 8.9% anual.

Abigail Rivera de 23 años, mamá de un hijo de un año y trabajadora de casa particular, quien se quedó sin empleo, está preocupada.  Su esposo, de 26 años, es ayudante de albañil y a diario devenga Q30 que sirven para la comida, el pago de la luz ha quedado en pausa y ya acumulan tres meses:

Yo le pregunté a un muchacho del servicio de energía que si yo no pagaba rápido el tercer mes ¿Qué pasaba? Me dijo que me podían cortar y que no se podía perdonar. Y ¿van hacer un convenio? Si eso queremos hacer porque con Q30 diarios ¿Qué puede hacer uno? porque las comidas siempre tienen que estar ahí, pero veremos si realmente lo dan, porque ellos se pueden apoyar en el bono, pero nosotros tenemos que dar la mitad a la dueña de la casa.

Quienes en un inicio estuvieron preocupados también fueron los generadores de energía, pues creyeron que se crearía un agujero con permitir que los usuarios retrasaran en el pago de sus facturas y que las distribuidoras quedaron sin capacidad de pago. Horacio Fernández, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Generadores:

En el corto plazo, ellos han hecho el esfuerzo por cumplir sus compromisos con nosotros y en los siguientes meses no vemos ningún inconveniente que sea relevantes, se podrán tener pequeños, pero estamos bien.

La cadena de energía no obstante fue impactada, a pesar de que hubo más gente en casa, el consumo bajó en 5% que se reflejaron por la baja actividad que tuvo la industria y el comercio y hay algunos cálculos de las pérdidas que comenta Fernández:

US$4 millones mensuales. Lo que en 7 meses de irregularidad del consumo significaría unos US$28 millones, señala el empresario. En los últimos dos meses del año esperan que el servicio se demande con la normalidad.