fbpx

Antigua Guatemala: prepare el bolsillo porque el viaje será más caro 

Escrito por José Manuel Patzán

21 Ene, 2022

Los propietarios de 209 bares y discotecas e incluso jardines de eventos de la Antigua Guatemala, Sacatepéquez, deberán pagar más impuestos por mantener los negocios abiertos en horarios nocturnos, según el acta 002-2022 que define las nuevas disposiciones de la municipalidad que entraron en vigencia el pasado jueves.

Todos los negocios, bares, discotecas y restaurantes que operen después de las 20 horas deberán pagar una tasa municipal mensual desde los Q200 hasta los Q6 mil, si atiende hasta la 1 de la madrugada.

Debido a las restricciones de la pandemia, el horario permitido es hasta las 23 horas y deberán pagar entre Q800 y Q1,500 si funcionan hasta ese horario, según el negocio. Por ejemplo, si un restaurante cierra a las 21 horas debe pagar Q200; un bar que cierre en el mismo horario debe cancelar Q500; los jardines de eventos, Q300.

Hugo Castillo, vocero de la municipalidad de Antigua Guatemala, dice que los establecimientos deben pagar por anticipado:

«El objetivo del acuerdo es tener más fondos para seguridad y recolección de basura porque se tiene una carga alta de visitantes, especialmente los fines de semana y es necesario contar con más equipo y personal. No solo en el día, sino de noche. Esto lo han pedido los antigüeños porque dicen que Antigua debe estar limpia».

Tabla de tasas municipales para restaurantes, discotecas y jardines de eventos.

  • Hasta las 21 horas Q200, Q500, Q300
  • Hasta las 22 horas Q300, Q750, Q500
  • Hasta las 23 horas Q500, Q1,500, Q800
  • Hasta las 24 horas Q800, Q3,000, Q1,200
  • Hasta las 01 horas Q1,200, Q6,000, Q1,500

Castillo, asegura que desde el 2021, previo a emitir las disposiciones hubo consenso con los empresarios.

Carlos Ramos, presidente de la Asociación de Proveedores de Servicios Turísticos de Antigua Guatemala (Asoprotur), dice que aunque está de acuerdo con regular la actividad nocturna en la ciudad colonial, la municipalidad no procuró consenso con las medidas.

«Todo debe estar regulado, pero estos costos son prohibitivos para muchos establecimientos, todo destino turístico debe estar acompañado de cierta vida nocturna, pero si estas tarifas son elevadas, muchos establecimientos van a subir los costos, entonces el turismo va decrecer y los turistas van a preferir otros lugares para visitar».

Las tasas municipales impuestas a bares y restaurantes pueden repercutir en los costos para el turismo refieren propietarios de negocios en la Antigua Guatemala.

Carlos García, subcoordinador de los Comités Comunitarios de Desarrollo de Antigua Guatemala, dice que no está en contra de que cobren impuestos a dueños de negocios, puesto que es una ciudad turística y pueden reponerse económicamente. Aunque lamenta que no hay transparencia de la comuna para demostrar cómo utilizan los fondos y varias comunidades carecen de servicio de agua entubada.

«No contamos con drenajes y un plan para desechos sólidos. Los restaurantes y hoteles pagan muy pocos arbitrios municipales, los Q75 mensuales de impuestos  que venían pagando se quedan cortos con la seguridad y otros servicios que tiene».

Según García, algunos empresarios turísticos aún se recuperan de las pérdidas que dejó la pandemia durante las restricciones y los nuevos arbitrios municipales  debieron incrementarse paulatinamente. García dice que hubiesen querido participar en el consenso de las normativas.

 La comuna antigueña también dispuso que a partir de las 14 horas de los viernes hasta el domingo por la noche y días festivos, el valor del marbete para estacionar vehículos en la vía pública ya no tendrá un costo de Q10 sino Q20. Según la comuna esto es para continuar con la reparación de las calles que se han dañado con la saturación de vehículos.