fbpx

Clases híbridas y la baja vacunación de escolares generan incertidumbre

Clases híbridas y la baja vacunación de escolares generan incertidumbre

Escrito por Henry Bin

11 Ene, 2022

Arranca el ciclo escolar 2022 y el regreso presencial a las aulas es más seguro de manera remota que presencial: no solo por las nuevas variantes de la enfermedad, sino que la tasa de estudiantes inmunizados es aún baja: de 2.1 millones de jóvenes entre 12 y 17 años, solo el 18.47% cuenta con el esquema completo, mientras que la inmunización de unos 3 millones de escolares de 5 a 11 años aún no empieza.

Las clases presenciales dependerán del semáforo de alertas de cada municipio y el ministerio de Salud publicó ayer el tablero de regulación sanitaria para centros educativos:

  • En alerta roja las clases serán 100% virtuales.
  • En naranja y amarilla, serán híbridas con aforos de 2.5 metros cuadrados por persona. La alimentación en aulas o comedores será con las mismas distancias.
  • En verde: educación 100% presencial con distanciamiento.

Pero volver a clases es causa de incertidumbre en los padres de familia.

Patty Barillas, es mamá de un estudiante que cursará primero básico en el Colegio La Preparatoria, donde quedó a discreción de cada quien volver o no a la presencialidad. Ella optó por continuar desde casa para la primera unidad: (200)

Uno les puede dar todas las indicaciones o los colegios pueden estar muy bien preparados, pero está el factor sorpresa de los jóvenes: pueden tomar decisiones que no son las correctas, a pesar de que se les haya dado toda la información. Me entra la duda de cómo pueda comportarse ya cuando están en grupo y como no se han visto en casi dos años, las emociones les pueda ganar.  

El hijo de Gabriel Santizo, un conductor de Uber, tiene 8 años y estudia en el Colegio Integral de Villa Nueva. Entra a segunda primaria. Al no estar vacunado, a este papá le aterra que su hijo regrese a la presencialidad y más porque la familia sufrió contagios en el primero y segundo año de pandemia.

“Como son niños, aunque se les haya enseñado en casa todas las medidas, ellos son impulsivos y como muchos hasta tienen mascarillas de figuritas, no descartaría que incluso algunos hasta quieran intercambiarla o en el recreo se la quiten y se pongan otras. Me asusta”.

También optará por la escuela virtual, aunque enfrenta un gasto más: contratar a un tutor que apoye a su hijo ciertos días de la semana pues él y su esposa regresaron a las oficinas y ya no pueden apoyarlo.

Brenda Lara, comunicadora está en aprietos también. El colegio de sus hijos de 13 y 16 años, ubicado en Ciudad San Cristóbal, abre la opción de clases híbridas, pero no es flexible con el contrato del bus de Q700 mensuales. La pena de la mamá:

El contrato es para todo el año vayan o no vayan y no hay una respuesta clara, ya que para los buses esto no es rentable, porque sabemos que ellos también tienen un sueldo que pagar. Es una persona que quizá tiene prestaciones, pero para los papás esto también es un poco injusto.

Marco Antonio Arias es propietario de buses y terceriza servicios de transporte a distintos colegios, pero por la pandemia dejó de hacerlo. Ya con las clases híbridas padres de los colegios Solalto y Colinas en Carretera a El Salvador y Fraijanes que lo han buscado:

El problema es que es demasiado alto el costo de los buses porque son muy pocos niños los que hay. Y ¿para cuándo niños le ha hablado el papá? Solo lleva tres y nosotros como mínimo para poner un bus necesitamos 10. Antes de la pandemia el costo mensual del transporte era de Q700, pero por el aforo permitido el empresario señala que el costo se incrementará en Q300.

Las clases en el sector privado iniciarán según cada colegio. En el sector público, en cambio, empiezan el 21 de febrero, la presencialidad dependerá del cómo se comporte la pandemia en cada municipio. En el sistema  hay 4.1 millones de niños inscritos de los cuales, 2.9 son de preprimaria y primaria; 1.1 corresponde a primaria de adultos, ciclo básico y diversificado.