fbpx
Con o sin bloqueos: miles de trabajadores sufren para transportarse en la ciudad
Miles de guatemaltecos no pudieron trasladarse a su trabajo debido a los bloqueos en las principales rutas del país, pero una vez restablecidos los servicios de transporte público la realidad no cambia mucho. 
Publicado el 25 Oct 2023

Con o sin bloqueos: miles de trabajadores sufren para transportarse en la ciudad

Víctor Sayes se desplaza cada día 9.6 kilómetros desde su casa, en la colonia La Reinita de la zona 6, para llegar a su trabajo, en la Dirección General de Evaluación e Investigación Educativa en zona 9.  Allí, este hombre de 41 años trabaja en el área de mantenimiento. Sayes es 1 del medio millón de usuarios que abordan el Transmetro cada día en la capital. En un día normal, usa la línea 6 para trasladarse al trabajo, la estación está frente a su casa, pero en ocasiones no logra abordarlos, pues los buses van llenos. “Cuando el bus llega a mi estación va llenísimo, se me pasan entre dos o tres buses y me toca caminar

Eso ocurrió en octubre, durante la semana cuando el transporte público fue suspendido, a raíz de las manifestaciones nacionales que exigían la renuncia de la Fiscal General Consuelo Porras y tres funcionarios más: Sayes debió caminar 9.6 kilómetros para llegar al trabajo. 

Hasta caminar me sale caro porque en la tienda tuve que parar a comprar una botella de agua y me costó Q15, cuando de Transmetro pago Q1” cuenta.  

En Guatemala 7 millones de personas dependen del transporte urbano y extraurbano para trasladarse. Édgar Guerra, Defensor de las Personas Usuarias de Transporte público de la Procuraduría de los Derechos Humanos, explicó a ConCriterio los tres caminos de la gente cuando el transporte público se detiene: 

  • Las personas caminan distancias largas para trasladarse a su trabajo 
  • Utilizan otro tipo de transporte con tarifas más altas 
  • Deciden comprarse una motocicleta 

Maritza Urías, de 41 años, usó el transporte público hasta 2021. Ella representa a los miles de pasajeros que saltaron del bus a la motocicleta. Ocurrió después de la pandemia, con la ayuda de sus jefes, esta panadera compró una Italika 150 Z, una motocicleta para calle que le costó Q11, mil 999 en cuotas descontadas de su salario.    

Hace dos meses sufrió un accidente en calzada La Paz y debió buscar otra forma para trasladarse al trabajo: “Salgo a las tres de la mañana de mi casa, camino 3 kilómetros hasta la zona donde hay más tráfico y ahí me recoge In Driver que me cobra a Q50 cada viaje” 

Para ir y regresar a su trabajo Urías gasta Q100 cada día por un transporte que no la deja ni recoge en la puerta de su casa: “Es cansado, pero yo necesito trabajar” Para ir y venir, gasta el 40 por ciento de sus ingresos. 

No contar con transporte público representa pérdidas para las personas que viven de los ingresos del día a día:“El miércoles de la semana pasada no conseguí transporte y perdí a mis clientes” cuenta Brandon Matías quien tiene un puesto de shukos en la zona 9, cada día recibe de 35 a 50 clientes. ”Para llegar a mi trabajo, estos días he tenido que pagar taxi colectivo, hasta me ha tocado irme en la cajuela. Con o sin bloqueo, conseguir transporte me cuesta” 

En la ciudad de Guatemala transitan entre 380 y 400 de autobuses en operación Transmetro; de extraurbanos hay 23 mil 000 unidades en todo el país y Transurbano, Express y Transpinula suman 453 unidades. 

En octubre las principales rutas del país y de la capital fueron bloqueadas por organizaciones indígenas y sociales, asociación de vendedores en mercados y vecinos de colonias en la ciudad para exigir la renuncia de los funcionarios de justicia. Miles de guatemaltecos no pudieron trasladarse a su trabajo, pero una vez restablecidos los servicios, la realidad no cambia mucho.