fbpx

Crecen dudas sobre primera compra de pruebas para detectar Covid-19

Escrito por Henry Bin

23 Abr, 2020

La forma como el Gobierno concedió un contrato de Q.2.5 millones para comprar el primer lote de 4 mil pruebas para detectar Coronavirus en Guatemala, despierta dudas en los competidores descartados.

ConCriterio publicó el miércoles cómo el ministerio de Salud adjudicó a Labymed el millonario contrato: el 07 de abril pasado, el proveedor se acercó al hospital provisional del Parque de la Industria para donar  lectores de pruebas de Covid-19. Una semana después ofertó las pruebas que solo podían procesarse en sus equipos y entonces ganó la licitación.

ATP Diagnostica S.A., otra empresa concursante, sospecha que las autoridades beneficiaron a dedo a esa corporación, que a Q96 mil más que ellos. Hubo una tercera empresa con una oferta más barata: Distribución de Productos Hospitalarios Importados S.A., que ofreció las 4 mil pruebas a Q.1.9 millones.

Pruebas Covid-19: llegó con un donativo y salió con un millonario contrato

Erick Jehn, gerente general de la distribuidora:

El hecho de que tengan una máquina –de Labymed- ahí, llama mucho la atención, pero más me sorprende que se haya adjudicado la oferta más alta. Y que fuéramos descalificados sin oportunidad y la inconformidad nuestra ni siquiera ha sido respondida y estamos viendo que toca porque se tienen que pronunciar. 

Jehn y el representante de ATP no descartan acciones legales por vicios en la adjudicación.

Si llegara a suspenderse el contrato, Labymed dijo a ConCriterio que rebajará el costo por pruebas: de Q648, que es el precio de operaciones comerciales, la bajarán a Q448 para operaciones no lucrativas, así lo dijo Iñaki Altuna, director ejecutivo de la compañía.

El gerente de la empresa de la oferta más económica cree que si se empieza de cero, ya hay una ventaja para Labymed:

“Es fácil cuando ya hay una referencia -cuando explotó la bomba- bajarle. Entonces la pregunta es: ¿por qué no le bajaron desde un principio? Al final, lo que se intenta es ofrecer el mejor precio.

Obviamente cuando ya es una reacción, pueden decir: aquel se fue a 448, entonces me voy a 420; pero si esto se vuelve un negocio rentable, nadie va a traer las pruebas”.

Precios internacionales

En España el precio de las pruebas para Covid-19, oscila en 46 Euros –unos Q385- y en clínicas privadas entre 150 y 300 euros. Y en México, unos 2 mil pesos, -unos Q630-

Hugo López-Gattell, subsecretario de Salud de México:

“Una prueba de esta naturaleza cuesta unos 2 mil 300 pesos –costo de producción- es entendible que en una corporación privada haya un margen de ganancia; sin embargo, con respecto al precio real, cuánto es un precio razonable”.

Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de la Fundación Para el Desarrollo de Guatemala (FUNDESA), entidad privada que donó 6 mil 966 pruebas al país, se refiere a los precios que cotizaron:

“Entre US$60 u US$80 debería ser lo máximo. Nosotros hemos comprado a US$40 incluyendo ya todos los reactivos”.

Mercado Asiático

La Distribución de Productos Hospitalarios Importados, la oferta más barata, ofreció cada prueba Q490. Al igual que los otros oferentes, estás son rápidas y los resultados están en unos 45 minutos. El representante legal cuenta:

Tenemos dos proveedores con quienes estamos adquiriendo los productos: una línea que pertenece al gobierno chino y así podemos garantizar la calidad, no es un proveedor que recién resurgió. Y el otro es una prueba que viene de Corea del Sur, que ya traen certificaciones europeas: se están vendiendo en Italia y Brasil. Siempre que alguien menciona un producto chino a la gente “se le paran los pelos”, pero también son productos muy buenos.

Sobre las entregas, este proveedor coincide con sus dos competidores:

Tenemos que ser realistas, Guatemala no va a estar en los top 5 de prioridades de las empresas internacionales para despachar. Estados Unidos está consumiendo la mayoría de material médico, Europa sigue  segundo en lista y hasta que estos mercados no estén abastecidos al 100%, no habrá posibilidades de importar rápido al país.

En este punto, Zapata anota:

Los primero es definir que se tenga disponibilidad, porque pueden ofrecer, pero eso no significa que las va a tener disponibles, especialmente si se trata de la marca Roche o Genexpert, el gran desafío es que son muy demandadas a nivel global y es probable que no las despachen a tiempo.

La oferta más baja quedó fuera por no entregar a tiempo la propuesta, ellos argumentan que fue error de la administración del ministerio. A ATP se le excluyó por no tener aval de la FDA, la empresa afirma que ya lo presentó. Labymed S.A. ganó la adjudicación, aun cuando presentó la oferta más cara.