fbpx

Exmilitares: mientras algunos proponen trabajar a cambio de dinero, otros amenazan con más bloqueos

Escrito por José Manuel Patzán

4 Nov, 2021

A pesar de los disturbios y daños ocasionados en el Congreso el 19 de octubre último por los exmilitares que piden una indemnización de Q120 mil por haber prestado servicio durante el conflicto armado interno, una asociación de exsoldados propone sembrar hortalizas a cambio de Q60 mil, mientras que otros dicen que no están en edad para trabajar y amenazan con paralizar el país si no les dan lo que piden.

La Asociación de Veteranos Militares de Guatemala propone sembrar hortalizas en diferentes regiones del país y ganarse Q60 mil, el pago sería en tres fechas durante tres años a partir de 2022, los exmilitares refieren que han sostenido diálogos con diputados para que se convierta en iniciativa de ley.

Los grupos de exmilitares están divididos. Diego Ismael Pacheco de 56 años y coordinador de la Asociación de Desarrollo Local  de Veteranos Militares de Tropa del Ejército de Guatemala (Avidentregua) en Petén, dice que las enfermedades y el estado físico de la mayoría de los veteranos de guerra no les permite trabajar más en la agricultura y no están de acuerdo con el proyecto.

Pacheco refiere que solo sobrevive por una jubilación después de trabajar como agente de la Policía Nacional Civil, por lo que persistirá en que se apruebe la iniciativa de ley 5664 con la cual le otorgarían los Q120 mil.

También indica que para el  2 de noviembre, el ministerio de la Defensa debía entregar en el Congreso un listado con los nombres de los beneficiarios que integran 15 asociaciones de exmilitares. Sin embargo, no lo hicieron y solo esperarán hasta el 15 de este mes para que lo hagan, de lo contrario tomarán acciones a nivel nacional.

“Si no entregan esos listados, paralizaremos el país porque no es justo que ninguna autoridad no le ponga interés a lo que nos corresponde. Como coordinador del Petén solo represento a la gente, pero no los puedo detener si deciden tapar algún lugar. No podemos dar marcha atrás, tenemos tres años de estar en este proceso y no se ve nada claro”.

El 19 de octubre los exmilitares ingresaron al Congreso y dañaron las instalaciones.

Quiénes son

Los exsoldados, incluyendo, a los sargentos primero tienen entre 50 y 80 años de edad, algunos hasta 90 y prestaron servicio durante el conflicto armado interno (1960-1996). Muchos trabajan en la agricultura, carpintería o albañilería y la mayoría proviene del área rural, según los entrevistados.

Al hablar con algunos manifiestan que fueron enlistados por el ejército cuando salieron a la tienda, regresaban de estudiar o en un partido de fútbol. Tenían entre 15 y 18 años cuando abandonaron sus estudios y muy pocos los retomaron después de cumplir los 30 meses de servicio, en los cuales recibieron de Q20 a Q30 mensuales, aseguran.

El exsoldado, Jorge Vega, agrega que deben ser recompensados y no hay otra solución más que presionar para que se les otorgue la indemnización

“Pasamos de los 50 años de edad, por eso no estamos de acuerdo con un proyecto ambiental para que nos paguen, si nosotros ya trabajamos cuando éramos jóvenes cuando fuimos reclutados por la fuerza para defender los colores de la bandera”.

Las negociaciones con los exmilitares vienen desde gobiernos pasados. Después de movilizaciones, bloqueos y amenazas con boicotear las elecciones generales, en junio de 2019 los exsoldados de la Asociación de Soldados Veteranos Militares de Tropa pidieron Q85 mil de indemnización, por lo que el gobierno del  presidente Jimmy Morales les prometió  terrenos, vivienda y seguro médico, con eso los exsoldados se comprometieron a no entorpecer los comicios, aunque nunca se les pagó.