fbpx

Exsecretaria de Muadi condenada a 17 años, también buscará reducción de pena

Escrito por Henry Bin

1 Feb, 2021

La rebaja de 30 a 8 años de cárcel para Pedro Muadi, expresidente del Congreso, sorprendió e indignó a Claudia María Bolaños, exsecretaria del Congresista, condenada a 17 años de cárcel y una multa de Q4 millones, por peculado, lavado de dinero y asociación ilícita. Los dos últimos delitos le fueron revocados a su antiguo jefe la semana pasada.

Bolaños afirma que Muadi fue quien planificó el saqueo y ante el beneficio que recibió el excongresista, buscan ayuda legal para obtener el mismo trato, comenta Bolaños, en una llamada a telefónica desde un teléfono público del Centro de Orientación Femenina (COF) en la cárcel de Fraijanes:

“Yo seguí instrucciones al final de cuentas, no le puedo decir cómo se armó el plan porque yo lo que hice fue seguir sus órdenes. Como su persona de confianza tenía que hacer lo que él me pidiera, pero así es como se paga la lealtad y el trabajo de las personas, metiéndome presa y estando en un infierno como yo estoy ahora”.

Bolaños cuenta que su celda es de 3 x 3 metros y que comparte con reclusas sentenciadas por asesinato, extorsión, entre otros delitos.  En el proceso Bolaños se declaró culpa de los hechos y exculpó al excongresista. Sobre esto responde:

«Fui manipulada por un abogado para obtener lo que él está consiguiendo en este momento”. En ese momento yo solo estaba acusada de asociación ilícita y peculado y él me ofreció que el peculado solo son 5 años y conmutable, pero yo no estaba enterada de las leyes y no sabía que el delito no es conmutable”

Se refiere al abogado, Héctor Maldonado a quien ConCriterio buscó, pero no fue posible hablar con él.

Claudia María Bolaños junto al abogado Héctor Maldonado

La apelación de Bolaños fue conocida en 2016 por la Sala Primera de Apelaciones; la de Muadi, por la Sala Segunda. Para tratar de revertir la sentencia Bolaños fue asistida por abogados de la Defensa Pública Penal, no obstante, en los procesos de primera instancia su defensa la hicieron abogados pagados por el expresidente del Congreso, uno de ellos fue Óscar Colindres, quien respondió:

El hecho de que los abogados no obtengamos los resultados que los clientes quieren no significa que no ejerció bien la defensa, pero eso no pasa sobre tu responsabilidad sino el criterio de un tribunal, que resuelve sobre pruebas y que encuentra o no responsabilidad. Pero hay dos opiniones: la tesis acusatoria y la tesis de defensa, y al final se hace una síntesis que se llama sentencia.

El abogado ve en la reducción de sentencia de Muadi, una oportunidad para Bolaños:

“Le va a beneficiar porque si el ingeniero Muadi fue absuelto por asociación ilícita y lavado; significa que no existió, por lo consiguiente puede acudir al recurso extraordinario de revisión”.

Ana Gabriela Bolaños, hermana de la exasistente del congresista también fue condenada a 5 años de prisión, tuvo una plaza fantasma durante 3 años en el Congreso y por ese tiempo percibió un cuarto de millón de quetzales, pero asegura que todo fue a parar a las cuentas de Muadi:

Yo era mamá de tres niños y me tocaba hacerme cargo de mis papás, mi temor era que me fuera a despedir si no accedía. Talvez pecamos de tontos, pero yo tengo las pruebas de que todo el dinero se lo entregamos, yo simplemente trabajaba en la empresa de él y lo que me dijeron que la compañía tenía algunos problemas y que solo iba a ser un tiempo -que iba a recibir el dinero del Congreso-.

ConCriterio ha buscado la postura del abogado Juan Guevara, abogado de Pedro Muadi, pero no ha respondido los mensajes ni las llamadas.

Pedro Muado durante el juicio.

 

Ana Gabriela era vendedora en la empresa dedicada a la venta de productos de PVC, propiedad de Muadi. Su hermana era administradora y socia del exdiputado y considera que él las engañó a ambas. Ella. por buena conducta, cumplió 3 años en la prisión y para salir, debió pagar una multa de Q10 mil.

La comunicación desde la cárcel con Bolaños se cortó, pero termina así la breve entrevista:

 “Estoy pagando una condena que no me corresponde”