fbpx

Gobierno despierta al CHN: una reforma pretende recargarlo para competir por cartera en la banca local

Escrito por Henry Bin

5 Oct, 2020

El Crédito Hipotecario Nacional (CHN), el único banco del Estado, juega un nuevo rol con la llegada de Alejandro Giammattei a la Presidencia de Guatemala. En ocho meses, la actual administración inyectó Q5.7 millardos millones de fondos de la pandemia y del seguro escolar.

Primero acto: en marzo, el ministerio de Educación (Mineduc) emitó un decreto que desde su redacción apunta para contratar el Seguro Médico Escolar vía el CHN. Educación propone ampliar la inversión hacia 2021 con Q336 millones.

Segundo Acto: durante las crisis del Covid-19, el Congreso aprobó fondos de emergencia para impulsar la economía. Los diputados dispusieron que el CHN administrara Q5.7 millardos para 3 programas:

  1. Protección de Capitales
  2. Crédito para Capital de Trabajo
  3. Protección de ahorro

Tercer acto: un grupo de congresistas liderados por el partido VALOR, pero acuerpados por el oficialista VAMOS y otros bloques aliados, impulsan reformas a la Ley Orgánica del CHN. Su argumento: la falta de modernización y actualización limita la capacidad competitiva en materia operativa, administrativa, comercial y financiera y sitúa al CHN en desventaja frente al resto de entidades del sistema financiero nacional”.

 

 

Los cambios justamente pretenden recargar al CHN y hacerlo competir frente a otras entidades bancarias. ¿Cómo?

  • Subir su capital autorizado: de Q15 millones a Q5 millardos

María Antonieta de Bonilla, expresidenta del Banco de Guatemala (Banguat), comenta: “en la medida en que se aumenta el capital, también se requiere aumento en el capital pagado y siendo que el accionista es el Estado, se tiene que determinar si cuenta con los recursos para hacerlo, lo cual se ve poco factible en el corto plazo”.

  • Abrirse a operaciones de fideicomiso, fondos de garantía, fondos especiales, apertura de cuentas con bancos del país, estatales o privados.

Uno de los artículos que genera controversia es el siguiente:

  • Descuento Obligatorio: EI Estado, las municipalidades, las entidades autónomas, las empresas están obligados a descontar de los salarios de sus empleados y trabajadores las cantidades autorizadas para cubrir sus obligaciones con CHN, por concepto de préstamos, tarjeta de crédito, otros descuentos.

La expresidenta del Banguat ve aquí las intenciones de competir por carteras de otros bancos:

“Considero que esto contravendría el espíritu de la misma iniciativa ya que pondría a la institución en condiciones de ventaja competitiva con relación a las otras entidades del sistema bancario”.

Luis Velásquez, expresidente del CHN, opina lo contrario:

Muchas instituciones quieren hacer operaciones con el CHN, pero en determinado momento otros bancos los endeudaron y entonces tiene prioridad ese descuento. Entonces hay que darle esa facultad también al CHN, al tenerlo el Bantrab, eso le resta competitividad al CHN.

Otro banco que aplica descuentos a deudores a través de convenios es Banrural.

Hay congresistas que evalúan las tasas de interés y la viabilidad de reestructurar deudas para generar migración de clientes de otros bancos hacia el CHN. Sobre esto comenta Velásquez, el expresidente del CNH:

Una persona necesita consolidar sus deudas, hacer una restructuración financiera integral.

Otro cambio:

  • El CHN podrá comprar, vender, permutar o disponer en cualquier otra forma de sus propios bienes, de acuerdo con un reglamento específico de la Junta Directiva del banco.

Con esto, la institución no queda sujeta a la Ley de Compras y Contrataciones. Las líneas, aparentemente, han sido enmendadas. La Superintendencia de Bancos (SIB) informó que ya emitió comentarios técnicos al Congreso.

Las reformas proponen convertir a este en banco de desarrollo con intereses reducidos y plazos más amplios. Ahora los préstamos fiduciarios se limitan a 3 años y los de hipotecas a 25. El expresidente del CNH, agrega:

El banco necesita avanzar en “banca de segundo piso”: que le pueda prestar a cooperativas y que estas puedan cobrar un diferencial de 1.5 o 2 puntos anual por la comisión de dar créditos. Y para ser de “tercer piso” debería de dar recursos a confederaciones y asociaciones.

La expresidenta del Banguat reflexiona:

Considero que el CHN requiere reformas un tanto más profundas para asegurar un manejo técnico, independiente y transparente, blindándolo de influencias políticas y de corrupción en el manejo de sus operaciones.