fbpx

Guatemala: “intentan copiar a El Salvador pero tenemos los peores resultados”

Escrito por José Manuel Patzán

1 Ago, 2022

¿Ha sido víctima de asalto?  o conoce a alguien que fue víctima. En la encuesta CID-Gallup, Guatemala ocupa el primer lugar en Latinoamérica con más robos o asaltos: 1 de cada 2 guatemaltecos sufrieron un asalto en los primeros cuatro meses del año. El mismo informe revela que la incidencia en El Salvador es de 10%.

¿Qué lo hace tan seguro?

Si bien El Salvador está marcado por la presencia de pandillas, durante este año el presidente Nayib Bukele implementó Estados de Excepción y declaró la guerra a las maras. Ese es el factor que impacta en la reducción de homicidios y delincuencia común, aunque hay violaciones a los derechos humanos, dice Carlos Mendoza, coordinador del Observatorio de la Violencia de Diálogos.

«No son políticas de seguridad en un marco de democracia y respeto a derechos humanos, sino de un gobierno con tendencias autoritarias que está cooptando todas las instituciones del Estado y que según El Faro y otros medios de comunicación de ese país, negocia con las pandillas para bajar todos los indicadores».

En Guatemala, dice Mendoza, intentan copiar las políticas de El Salvador e incluso cuando se evaluaron los primeros 100 días del gobierno de Giammattei, se determinó que había un asesor de seguridad de El Salvador en el ministerio de Gobernación.

«No hay transparencia, intentan copiar lo que hacen en El Salvador y sin embargo, tenemos los peores resultados».

A Guatemala le siguen Nicaragua y Ecuador con tasas de 45% y 43% en asaltos. La encuesta de opinión pública de CID- Gallup se levantó con llamadas telefónicas entre el 10 y 19 de mayo, con una muestra de 1 mil 200 ciudadanos en cada país.

Entre enero y julio de 2021 en el Ministerio Público se denunciaron 2 mil 324 asaltos a peatones. En el mismo periodo de este año se recibieron 2 mil 592 denuncias.

Entre estas denuncias no se encuentra la de Carolina Martínez, de 35 años, una contadora en una empresa que vende materiales para la construcción y quien no dudó en entregar su bolso cuando se encontraba en el carril auxiliar del Anillo Periférico, zona 7, esperando un taxi, y un sujeto descendió de un vehículo y le exigió su bolsa. Fue hace un mes.

«Tenía mi teléfono escondido en la falda porque ya presentía que un día me podía pasar, no fui a denunciar porque no tenía nada de valor, allí solo Dios sabrá el momento en que les llegará su castigo».

“Este es el problema, que los asaltos a peatones y los hurtos son los delitos que menos se reportan o denuncian y es difícil que con las denuncias existentes se refleje una realidad, no obstante es el delito más recurrente en Guatemala”, dice Walter Menchú, analista en temas de seguridad  del Centro de Investigaciones Económicas (CIEN).

«La gente no denuncia porque cree que son cosas que no son de mucha importancia y consideran que va ser más costoso poner una denuncia, que los resultados que van a tener».  

Guatemala ocupa el primer lugar en asalto a peatones, según la encuesta de CID-Gallup.

Un estudio de Infosegura, entidad que trabaja con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con base en estadísticas de la PNC, reveló que las personas prefieren no pedir el auxilio a la institución policial y el fenómeno se ha marcado más durante enero y junio de este año.

Silvia Mendoza, analista de datos de Infosegura, PNUD Guatemala:

«Tenemos registros de la PNC que no son denuncias, son asistencias, por ejemplo: que iba caminando y alguien me robo y llamé a la PNC y llegó para auxiliarme, pero esas asistencias sobre estos hechos disminuyeron, puede ser que estemos denunciando menos o que el fenómeno esté ocurriendo menos, las dos».

Una asistencia consiste en el auxilio inmediato que la PNC otorga a la víctima en el lugar de los hechos por cualquier delito. La denuncia es la información que se proporciona para investigar o prevenir un hecho delictivo.

Según Mendoza, los robos y hurtos entre enero y junio de este año incrementaron en un 11%, pues se registraron 4 mil 532 casos de robos de motocicletas, vehículos y armas de fuego.