fbpx
Manuel Conde: un político opaco en tarima, pero útil tras bambalinas
Hace 15 años Manuel Conde Orellana, actual diputado del PAN, se presentaba en gira en el país como candidato presidencial del desaparecido Unión Democrática. El guión es el mismo de ahora: caminar por caminos empolvados, ponerse un sombrero o camisa típica, compartir comida en casas humildes y abrazar ancianos y niños. El cambio es su […]
Publicado el 29 Ago 2022

Manuel Conde: un político opaco en tarima, pero útil tras bambalinas

Hace 15 años Manuel Conde Orellana, actual diputado del PAN, se presentaba en gira en el país como candidato presidencial del desaparecido Unión Democrática. El guión es el mismo de ahora: caminar por caminos empolvados, ponerse un sombrero o camisa típica, compartir comida en casas humildes y abrazar ancianos y niños. El cambio es su discurso. Escuchen cómo se dirigía al mandatario de la época:

Presidente Berger, le hablo desde la aldea El Rosario, Río Hondo, Zacapa, esta gente ya no aguanta. Presidente, usted tiene que tomar las medidas, sacau gobierno a los funcionarios inútiles, a los que no respetan la ley y no cumplen sus responsabilidades. ¡Cambie a sus funcionarios porque el pueblo se lo pide y se lo manda!

Por más de una década Conde se ha mantenido en segundas filas de la política y ahora no es diferente: aunque es potencial candidato presidencial de VAMOS, la tarima la lidera Miguel Martínez, exdirector del Centro de Gobierno. En un evento del 14 de agosto en el antiguo Estadio del Ejercito en la zona 5, Conde evoca aquelle frase que identifica al presidente Alejandro Giammattei:

Esta es una causa nacional: ¡que Dios los bendiga, pero por sobre todo que Dios bendiga a Guatemala!

Conde ha ganado las dos últimas elecciones con el PAN y trabaja para el oficialismo. Primero, con el FCN-Nación alineado al expresidente Jimmy Morales: desde el Congreso, cuestionó en la mesa de la Comisión de la Verdad, las actuaciones de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG); y ahora, en 2020, es operador de Giammattei. En las actividades de Vamos, no tiene reparos en señalar que su alianza con Giammattei, es desde el primer día de su gobierno:

“Aquí estamos 3 diputados de tres distintos partidos que nos son partidos iguales, pero hemos integrado una alianza por Guatemala, la cual ha respaldado al Presidente desde el primer día. Una vez tomó posesión el Congreso, ya teníamos una alianza”.

Hugo Novales, analista político:

“Habla muy pobremente del compromiso del candidato o diputado con un proyecto de largo plazo con el país”.  

En las últimas dos legislaturas Conde suma 45 iniciativas presentadas como ponente individual o colectivo. Sus propuestas están encajadas con el oficialismo, como él mismo lo define, y suelen girar en 3 temáticas: ratificación de estados de calamidad, leyes que apuntan hacia el voto conservador y mociones afines al Ejército, por ejemplo:

  • Día por la Vida y la Familia.
  • Iniciativa de Ley de Libertad de religión y de conciencia
  • Ley de terrorismo de Orden Público
  • Iniciativa contra los Trastornos de la Identidad de Género.
  • Reformar Ley Constitutiva del Ejército de Guatemala.
  • Cambiar Ley de Reconciliación Nacional
  • Ofrece un bono de Q60 mil a cada veterano del Ejército, con la bancada oficial a través de un programa cívico ambiental.

Novales considera que es positivo que partidos afines se unan para presentar un candidato como el caso de Conde, pero:

Lo que debiera de preocuparnos y a lo que debemos de ponerle atención es a la ventaja injusta que este diputado tiene aprovechando los recursos del Estado.

Bernardo Arévalo, secretario general de Semilla, recrimina:

Es un uso antojadizo de acuerdo a quién está más cerca del régimen de turno y no alrededor de la ley y lo que se evidencia es que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) está haciendo un uso discrecional de la ley.

Aunque el analista considera que, a pesar de la inyección de recurso y aparente apoyo de alcaldes, el oficialismo no llegará muy lejos:

“Lo que yo supongo que va a pasar es que, a última hora, los alcaldes van a identificar quién es el candidato con mejores posibilidades y es en esa dirección a donde se van a mover. No va ser el de VAMOS, ya que el diputado Conde no es el más carismático, conocido o simpático. Es un candidato difícil de vender.

Conde fue secretario general del gobierno de Jorge Serrano Elías entre 1991 y 1993, fue presidente de la Comisión de Paz para mediar entre las partes del conflicto armado entre 1994-1996 y también fue consultor para la firma de la paz en Colombia en 1994.

En las elecciones de 2007, cuando Conde participó como candidato presidencial obtuvo (24 mil) menos del 1% de los 3.1 millones de votos emitidos.

 

Sobre <a href="https://concriterio.gt/author/henryb/" target="_self">Henry Bin</a>

Sobre Henry Bin

Periodista