fbpx

Médicos: “estamos en la ola más fuerte desde el inicio de la pandemia” y aún no llega Semana Santa

Médicos: “estamos en la ola más fuerte desde el inicio de la pandemia” y aún no llega Semana Santa

Escrito por Henry Bin

18 Mar, 2021

Aunque existe una falsa percepción de que la pandemia se extingue, sigue presente y causa alarma en Guatemala y México. A partir de hoy las autoridades mexicanas cerrarán su frontera terrestre para actividades no esenciales.

La situación actual y la Semana Santa a la vista llevan al sistema de salud a encender las luces de emergencia.

Los médicos del hospital de San Marcos declararon alerta roja por el colapso de las áreas Covid-19. En igual condiciones se encuentran los hospitales, Regional y Provisional de Quetzaltenango y también el provisional del Parque de la Industria: sus intensivos están ocupados entre 100 y 162%. La cifra más alarmante está en el provisional de Xela, según el ministerio de Salud, la ocupación llegó a 162%.

Helmuth Estévez, director de este centro, cree que estos días son los más difíciles desde marzo 2020:

Para mi esta es la ola más fuerte en la pandemia, antes teníamos pacientes leves y moderados; pero ahora tenemos más pacientes críticos. Nosotros tenemos el hospital lleno de críticos y no van para mejorarse, sino complicarse.

Este hospital cuenta con 134 camas: 40 intensivo, 70 de severos hombres y mujeres y 24 leves y tiene actualmente 104 pacientes:

Y todos críticos, quiere decir que tienen más de 8 litros de oxígeno por la cánula de reservorio y arriba de 8 litros ya es severo o críticos.

La situación los ha llevado a ampliar sus áreas de cuidados intensivos, cuenta Estévez:

“Deberíamos tener solo 40 pero tenemos casi todo el hospital lleno de críticos. ¿Y sí cuentan con ventiladores? Ahora tenemos 28, nos faltan 11 para completar todos los del intensivo, nos van a prestar esos 11”.

De todo el país, Xela presenta las condiciones más complicadas y es que tienen una característica: es centro de referencias de Occidente, pero ya no es sostenible, señala el médico.

Pero últimamente no podemos aceptar todos porque tenemos que dejar algunas camas para pacientes de emergencia y yo siempre tengo 3 camas.

El regional de Occidente también está a 130 % de ocupación en intensivos: acá hay 20 camas y ocupadas 18. Acá todas las camas cuentan con ventiladores. Geovani Ortega, director de este hospital, comparte otro dato:

“Hemos notado que ha aumentado la frecuencia de fallecimientos. Hemos tenidos 1 por día, porque llegan en estado más grave”

Según el ministerio de Salud la letalidad de la enfermedad en Guatemala es de 3.6 y la mortalidad 39.4 por cada 100 mil habitantes.

En junio 2020 se registró el mayor pico de fallecidos por el virus: 1 mil 698 la mayor cantidad de muertes que se registraron en un mes.

Magda Catina Cux, doctora del hospital Provisional del Parque de la Industria, al igual que Estevéz  creen que estamos en similares condiciones que aquel mes:

Nos damos cuenta por el Intensivo, porque es el punto más saturado: no hay ventiladores, no hay tomas de oxígeno, quizá camas sí hay, pero ventiladores no porque ya todos están ocupados. Acá hay 28 camas y 26 ventiladores.

 

Desde septiembre que se reanudaron actividades y relajaron las medidas de protección, la población se relajó. Las iglesias, eventos sociales, clases presenciales, de hecho, el ministerio de Salud reportó 116 docentes y alumnos contagiados, entre estos: en Retalhuleu 63 maestros y 80 alumnos de nivel medio.

El panorama no es alentador, viene la Semana Santa y según prevé la doctora Lux:

“Lo mismo que nos pasó en diciembre que tuvimos un repunte y nos va a volver a pasar después de Semana Santa”.

En un año de pandemia el país reporta 6 mil 339 muertos, 185 mil 832 casos acumulados y se han hecho 991 mil 879 pruebas para detectar el virus. ConCriterio solicitó a Salud los datos actuales de camas y ventiladores disponibles, pero no respondieron. En 2020 reportaron 7 mil 500 camas y 380 de intensivos y 605 ventiladores.