fbpx
Nueva batalla por ofrecer al IGSS hemodiálisis: US$100 millones en disputa
Una batalla comercial se libra en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (Igss) para ganar los contratos de US$100 millones en venta de servicios ambulatorios de hemodiálisis: cuatro empresas participan en una licitación pública de cuatro fases. La última etapa, llamada “servicio de hemodiálisis ambulatoria externalizada” dejó fuera a Nipro Médical, empresa japonesa que después […]
Publicado el 29 Sep 2020

Una batalla comercial se libra en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (Igss) para ganar los contratos de US$100 millones en venta de servicios ambulatorios de hemodiálisis: cuatro empresas participan en una licitación pública de cuatro fases. La última etapa, llamada “servicio de hemodiálisis ambulatoria externalizada” dejó fuera a Nipro Médical, empresa japonesa que después de ser descartada, reclamó en campos pagados en medios de prensa escrita.

La compañia afirma que fue coartada a raiz de “calumnias y falsas acusaciones que han afectado su reputación”. El documento no explica más. ConCriterio solicitó la explicación y a través de una breve carta respondieron que: “Nipro ha recibido un trato no justo”, que existe un esfuerzo por descalificarla y que solo esperan que se cumpla el proceso.

El proceso al cual se refiere es la compra internacional dirigida por la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) que apoya al país en temas de salud. La publicación de la compañía japonesa causó confusión en UNOPS. Andrea Calvaruso, director de la entidad en Guatemala:

Voy a explicar cómo funcionamos: yo soy el director, pido que se haga una licitación, a partir de este momento yo ya no puedo involucrarme en el proceso por esa segregación de funciones.  Y luego la decisión se toma a nivel de Guatemala, se analiza de nuevo en Panamá, posterior en la oficina central de Copenhague, no hay espacio para decisiones subjetivas, son técnicos los que toman las decisiones y es sobre la base de las ofertas.

 

 

En la licitación participaron: Medicina Corporativa de Diálisis, S.A; Nipro Medical Corporation – Sucursal de Guatemala; Sugerencias Médicas, S.A.; Hospital Centro Médico Bethesda, S.A y Clinica Medica Renal Emanuel, S.A. El director de UNOPS comenta:

Donde no logró superar Nipro la evaluación del proceso fue en la evaluación técnica, -como estamos aún en el proceso no podemos dar detalles- pero son temas fundamentales  aspectos técnicos: la calidad del agua, los sillones que se proponen y el tipo de atención y lo que nosotros estamos pidiendo se fundamenta sobre estándares internacionales.

Calvaruso explica que la japonesa sí logró un contrato:

Nosotros tenemos actualmente contratos con Nipro para otras funciones al paciente renal, entonces no es que tengamos una visión subjetiva sobre ellos. Estamos trabajando con Nipro y los contratos que tenemos es en Escuintla por atención al paciente renal. Lo que sucede es que las licitaciones del paciente renal se llevan en cuatro fases y ellos se están refiriendo a la última. En las etapas anteriores ganaron y ahí no hubo protesta y ¿por cuánto era el evento que ganaron? Unos US$4 millones.

En un comunicado conjunto el IGSS y UNOPS respondieron que eligieron apegados a requisitos de alto estándar, los cuales Nipro no superó. El evento se abrió a las protestas y Nipro presentó las propias.

Manfredo Marroquín, socio fundador de Acción Ciudadana, organización dedicada a fiscalizar procesos de compra, ve con duda los planteamientos mediáticos de Nipro:

Es muy extraño que una empresa de esta envergadura tenga que usar los medios de comunicación para plantear sus criterios, porque para eso hubo un proceso técnico de licitación y si ellos no calificaron ahí debió haber quedado sustentado los motivos.

Marroquín más bien cree que hay un tinte político y trae un dato a colación:

Es extraño y ese componente de quién era su representante legal le da ese tinte político, que para mi criterio es discusión más técnica.

El directivo de Acción Ciudadana se refiere a Leyla Lemus, actual Secretaria General de la Presidencia, que prestó aún en 2019 asesoría y representó a la  japonesa en eventos de licitación.

El nombre de Lemus tuvo eco en julio pasado cuando ella junto con la Contraloría General de Cuentas redactaron informes para denunciar al actual presidente del IGSS, Carlos Contreras. Su objetivo junto con la Comisión de Seguridad Social del Congreso: que la Junta Directiva del IGSS lo removiera del cargo.

En su respuesta a ConCriterio la compañía dice que “no persigue ningún interés político y tampoco busca intervenir en las decisiones de las instituciones”

En la actualidad grandes compañías como Nipro, Baxter, Fresenius, y Pisa; proveen al sistema de salud servicios de hemodiálisis.

En 2017 se inició un juicio contra exdirectivos del IGSS justamente por entregar a Pisa un contrato por Q116 millones para prestar el servicio de diálisis. En el cambio de proveedor, murieron 45 personas. En 2018 los directivos recibieron condena y un año después fueron absueltos.

 

Sobre <a href="https://concriterio.gt/author/henryb/" target="_self">Henry Bin</a>

Sobre Henry Bin

Periodista