fbpx
“Giammattei hace campaña y al TSE le falta carácter para aplicar la ley”
No hay quién pare al presidente Alejandro Giammattei. En estos días, el mandatario viaja por toda la república: inaugura el inicio de construcciones de obra pública; la finalización de pequeños tramos carreteros; ferias y hasta inaugura las fiestas patrias. Siempre hay una excusa para subirse a las tarimas desde donde proyecta a diputados, alcaldes y […]
Publicado el 09 Sep 2022

“Giammattei hace campaña y al TSE le falta carácter para aplicar la ley”

No hay quién pare al presidente Alejandro Giammattei. En estos días, el mandatario viaja por toda la república: inaugura el inicio de construcciones de obra pública; la finalización de pequeños tramos carreteros; ferias y hasta inaugura las fiestas patrias. Siempre hay una excusa para subirse a las tarimas desde donde proyecta a diputados, alcaldes y al precandidato presidencial de partido VAMOS, Manuel Conde, un diputado del PAN aliado al oficialismo.

Giammattei asegura que la mitad de lo que lleva de su gobierno lo ha pasado en las comunidades y quizá ahora lo veremos menos por la ciudad pues, según dice, tiene mucho que inaugurar. Para Giammattei, este año preelectoral es “el año de los logros”:

 “Este dijimos nosotros que iba a ser el año de los logros y lo es: en este momento tengo más de 1 mil obras que podría ir a inaugurar y no me doy abasto, pero ahí van los ministros, van los gobernadores y los alcaldes … todo el mundo”.

Ese discurso lo pronunció el 31 de agosto durante la inauguración de 97 kilómetros de construcción de carretera en la Franja Transversal del Norte, un proyecto que se empezó hace 12 años a un costo de Q200 millones.

Jorge Mario Valenzuela, expresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), 2016-2017, reacciona a esas palabras del mandatario: Está haciendo campaña para su partido y sus candidatos.

En las actividades del gobierno hay uso de los colores y el nombre del partido VAMOS en letra cursiva es también parte del discurso. Por ejemplo: “Juntos VAMOS por ti” y otros estribillos que repite Giammattei en cada presentación.

Sin duda alguna yo sé que VAMOS por más: VAMOS a seguir construyendo, VAMOS a seguir llevando educación, VAMOS a seguir llevando salud.

La Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP) establece prohibiciones permanentes para funcionarios:

  • No pueden utilizar los colores que identifican al partido político en las actividades, papelería, medios electrónicos o cualquier actividad en la que se dé a conocer la ejecución de programas o eventos oficiales.
  • Prohibido nombrar obras, proyectos o cualquier actividad pública con el nombre de un funcionario hasta que no hayan trascurrido dos años de haber dejado el cargo.

El expresidente del TSE, considera que el gobierno disfraza las actividades de campaña:

“Es obvio que están mandando señales subliminales al votante y eso se puede sancionar, lo mismo sucede con la inauguración de obras, eso no es permitido que lo hagan en esta época preelectoral”

El Ejecutivo, a través de Comunicación Social de la Presidencia, respondió que

“Es falso que se utilice el logotipo de algún partido político en las actividades y obras de las diferentes dependencias del Organismo Ejecutivo.  En estas se dan a conocer la labor y programas del gobierno de Guatemala mediante diversos medios (…)  estos procesos se encuentran enmarcados en ley, y en apego al manual de imagen institucional del gobierno”

Este reportero solicitó entrevista con el Inspector Electoral del TSE, encargado de controlar estas actividades, y con el director del Registro de Ciudadanos, quien sanciona estos actos, pero ninguno atendió.

Valenzuela cuestiona el papel del TSE: Hay falta de carácter para aplicar de manera rigurosa a los partidos porque en otras oportunidades el partido oficial fue sancionado; entonces les falta querer aplicar la ley.

Rafael Espada, exvicepresidente del gobierno de la UNE, y actual integrante del partido Republicano, una organización en formación.

Esa es la ventaja de un presidente que quiere apoyar a su partido, pero lo puede hacer una forma indirecta y sutil y no tan directa.

No obstante, cree que el mandatario debe de abstenerse de inaugurar obras: éticamente en el último año, el presidente no debería de hacerlo.

La ley establece multas entre los US$500 y US$250 mil para quienes incumplan en lo contenido en el artículo 223.

 

Sobre <a href="https://concriterio.gt/author/henryb/" target="_self">Henry Bin</a>

Sobre Henry Bin

Periodista